El País

Crítica: Ciencia-ficción con alma de drama pugilístico para toda la familia, simpática y sin pretensiones, a rebufo de un espléndido Hugh Jackman

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Acero puro

Lo mejor:
Que divierte y entretiene; no se le puede pedir más

Lo peor:
El niño, irritante

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.4
45 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Ciencia-ficción
  • Fecha de estreno: 02/12/2011
  • Director: Shawn Levy
  • Actores: Hugh Jackman (Charlie Kenton), Evangeline Lilly (Bailey Tallet), Dakota Goyo (Max Kenton), Kevin Durand (Ricky), Anthony Mackie (Finn), Hope Davis (Tía Debra), James Rebhorn (Marvin)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Acero puro tiene una ventaja; no das un duro por ella, te esperas lo peor o casi y cuando se encienden las luces de la sala te admites a ti mismo que has pasado un buen rato, y que, para variar, las nada halagüeñas expectativas de salida, han sido un punto a favor. Sí, cierto "Acero puro" es simple, tanto que a ratos linda con la bobería menos discreta. Es decir, háganse cargo; una vieja gloria del boxeo sobrevive a las cornadas de la vida como adiestrador de robots de combate en un futuro próximo en el que la sed de violencia ha convertido el combate entre púgiles humanos una reliquia del pasado. Sujeto asocial y desencantado con la vida, su existencia sufre un vuelco cuando se ve obligado a ejercer temporalmente como el padre que nunca fue. Ni que decir tiene que el padre encuentra en el hijo la razón de ser y respirar, y el hijo en el padre la guía espiritual y emocional que nunca tuvo.

Dicho así suena a versión futurista y ultratecnológica del Campeón de Zeffirelli, cambiando guantes por puños de acero, y efectivamente por ahí van los tiros. También es cierto que el cociente intelectual de la película de Shawn Levy está dos puntos por debajo, pero también lo es que precisamente por eso sabe caer simpática sin insultar nuestro intelecto.

La premisa de salida es tan boba como curiosa, y Levy se gana nuestra simpatía vendiendo redenciones de película de Walt Disney en un entorno de efectos visuales ciertamente grandiosos. Los malos son de trapo, el chaval es un punto insufrible y el desenlace tan previsible como cabría esperar a pesar de todo, pero "Acero puro" tiene un punto de ingenuidad lúdica que la hace disfrutable.

No hay que buscarle tres pies al gato, ni dos, apurando. Lo que propone Levy aquí es un cómic de héroes de carne y hueso, un simpático melodrama paterno-filial fundamentalmente para chavales, un cómic audiovisual plano pero entrañable que cae bien reivindicando el factor humano, el puño de carne y hueso frente al puño de hierro en la era en que las máquinas y la alta tecnología nos han robado nuestra identidad y nuestra cordura. "Acero puro" es película de hijos con padres y viceversa; no la juzguen como una cinta adulta porque ni lo es ni quiere serlo.

Los chavales alucinarán con los robots peleones y los padres con las prestaciones de un Hugh Jackman soberbio, bordando la deriva moral de un boxeador fracasado con unas gotas de grandeza aún en el depósito, que deja patente que lo mismo vale para un roto que para un descosido, y que es capaz de dotar de carácter al personaje más insulso y dotar de entidad, con su sola presencia, cualquier película por mediocre que sea siempre que no se titule Australia.

Ir a la película >



Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP