El País

Crítica: Los últimos días de María Antonieta según Jacquot en un eficiente, pero algo frío, retrato del ocaso de la Europa absolutista

  • Autor:
  • Fecha: 10/05/2012
Adiós a la reina

Lo mejor:
Su rabiosa actualidad

Lo peor:
Un cierto déficit de tensión y temperatura

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.6
5 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 04/05/2012
  • Director: Benoît Jacquot
  • Actores: Diane Kruger (Marie Antoinette), Léa Seydoux (Sidonie Laborde), Virginie Ledoyen (Gabrielle de Polignac), Xavier Beauvois (Luís XVI), Noémie Lvovsky (Mme Campan), Michel Robin (Jacob Nicolas Moreau), Julie-Marie Parmentier (Honorine), Lolita Chammah (Louison), Vladimir Consigny (Paolo), Dominique Reymond (Mme de Rochereuil), Anne Benoit (Rose Bertin), Aladin Reibel (Abbé Cornu de la Balivière), Jacques Nolot (Monsieur de Jolivet)
  • Nacionalidad y año de producción: España, Francia, 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Pocos iconos monárquicos de la historia de Europa han seducido tanto a las masas y han engendrado mitos y leyendas como ella. Sofía Coppola entendió y dramatizó mejor que nadie la singularidad histórica de Mádame Deficit, la reina frívola por antonomasia y, sin querer, con todo, heroína trágica y mártir del sepelio del absolutismo y el despilfarro palacial del primer estado.

María Antonieta sería la reina del Hola en estos tiempos de culto a la apariencia y de enfermizo morbo aristocrático. Como tal, como ídolo de una ostentación anacrónica y carne de culto de prensa amarilla y telebasura es como la guillotinada esposa de Luis XVI se encontró a sí misma como personaje fílmico en el excepcional y minusvalorado retrato que de ella bordó la directora de Lost in Translation. En Adiós a la reina, Benoit Jacquot vuelve a los ecos de la hagiografía, del bosquejo histórico no impresionista, merodeando los últimos días de la reina desde el punto de vista de una devota criada que asiste impotente al colapso de la Europa moderna, que se cae a trozos ante sus ojos, en el horizonte de un orden nuevo que surge fuera de plano, entre rumores y acojonados cotilleos.

Se especula con el presunto lesbianismo de la caprichosa monarca, pero más allá de ese revisionismo anecdótico la nueva María Antonieta no tiene grandes novedades que contar. Faltan dos cucharadas de tensión en un relato que se mueve en el frenético nerviosismo de una corte cuyas cabezas son objeto de deseo de la masa enfurecida, pero Jacquot es un cineasta de oficio, y el fresco versallesco pre-apocalíptico, poblado por caprichosos aristócratas acongojados ante la que se les viene encima, esboza un estudio de personajes muy respetable.

Por no hablar del oportunismo de una película que habla del ahora mucho más de lo que parece. Al fin y al cabo, en pleno proceso de demolición de las clases medias, quizá también aquí y ahora sea tiempo de tomar la Bastilla de una vez por todas.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP