El País

Crítica: El mundo del narcotráfico gallego es la espina dorsal de una irregular ópera prima demasiado dispersa como para atinar en la diana

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Agallas

Lo mejor:
Un sensacional Carmelo Gómez

Lo peor:
Que la película quiera ser tantas cosas y no acabe por ser ninguna de ellas

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 1.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
1.3
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 04/09/2009
  • Director: Samuel Martín Mateos, Andrés Luque Pérez
  • Actores: Hugo Silva (Sebas), Carmelo Gómez (Regueira), Celso Bugallo (Raúl), Mabel Rivera (tía Elvira), Carlos Sante (Antonio), Xavier Estévez (Couto), Isabel Blanco (Chantal), Yoima Valdés (Rosa), Rula Blanco (Isolina), Tomás Lijó (Manu)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 18 años

+ info

Me cuesta localizar el propósito último de Martín Mateos y Luque Pérez que bucean en "Agallas" con suerte dispar en el descenso a los profundos infiernos de un desgraciado que ya habita en los estratos superiores del mismo. Como película de género pura y dura es excesivamente cínica y ambigua, como estudio de personajes en el límite del abismo demasiado ramplona, y como ejercicio de estilo puro y duro poco más, en el mejor de los casos, que una prometedora incursión en el vacío. "Agallas" es cine realizado con solvencia que se nutre, fundamentalmente, del enésimo recital del camaleónico Carmelo Gómez, culpable y responsable de que el thriller salpique sordidez intermitente, creíble y con sustancia. El problema es precisamente ése, la dependencia que los dos novatos directores tejen en torno a la exhibición de recursos del formidable actor leonés.

Detrás de la composición diabólica de Gómez el retrato criminal existencialista flota sobre un colchón de buenas intenciones y logros relativos. El primer problema es la caracterización improbable y excesiva de un Hugo Silva desafinado: el segundo, más importante aún la cantidad de comodines que enmiendan la plana del atropellado argumento. Hay que hacer un acto de fe para comulgar con los vericuetos oscuros y azarosos del intrincadísimo relato. En primer lugar porque el ascenso del quinqui mal aseado y buscavidas al que da vida Silva a la cumbre del narcotráfico es inverosímil; y en segundo porque en el empeño de proponer un desenlace circense que deje al respetable con un palmo de narices, el tandem de directores-guionistas pierde los papeles y la claridad en el objetivo.

La pirueta final con mano de póker desnaturaliza el relato mandando al carajo los intermitentes logros que, hasta ese momento, el vis a vis eléctrico entre las dos víboras miserables que se cortejan escupiendo su impresentable inhumanidad apuntaba. Se priorizan los malabares a la coherencia dramática, y "Agallas" se resiente demasiado. Al final la sensación es que nos han estado contando una película incapaz de fijar rumbo, que se mueve a bandazos en dirección a no se sabe qué ni cómo ni cuándo. Hay mimbres de película estimable y seria dispersos a lo largo y ancho del descarado libreto, pero falta estructura y forma, cohesión y, sobre todo, un objetivo nítido y patente. Al final nos llevamos a casa cara de circunstancias.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP