Crítica: Zannou da un paso atrás con su nueva propuesta con un noir pugilístico eficiente pero lastrado por los incontables estereotipos que maneja el libreto

  • Autor:
  • Fecha: 18/04/2013
Alacrán enamorado

Lo mejor:
Que funciona a pesar de los mil tópicos

Lo peor:
Es previsible de punta a cabo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 1.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
1.3
76 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 12/04/2013
  • Director: Santiago A. Zannou
  • Actores: Alex González (Julián), Miguel Ángel Silvestre (Luis), Javier Bardem (Solís), Carlos Bardem (Carlomonte), Juan Carlos Vellido (Francisco)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

El cuadrilátero como metáfora de la vida; el gimnasio como último refugio de perdedores irredentos con corazón noble que allí se refugian del ruido atronador de la calle, del asedio de tentaciones nocivas, de la influencia de gentuza de esa que se nutre de la vulnerabilidad de los más débiles. Pocas geografías tan exprimidas en el cine como esa, pocas parábolas sociales tan sobadas como la del boxeador redimido. El que esto escribe adora la mitología del perdedor irredento que inmortalizó el cine negro estadounidense de los cuarenta con el pugilato como excusa, pero si ya encontré artificiosa Million Dollar Baby, una de las joyas, a decir de casi todos, del cine de la década pasada, no digamos Alacrán enamorado.

Poblada por todos los tópicos y tipismos del cine de barrio con gimnasio, fuerzas del mal y un chaval que se reengancha a la vida gracias a los guantes de boxeo y al amor, la nueva propuesta de Santiago A. Zannou, que me ganó incondicionalmente para su causa con la notable El truco del manco se defiende como puede, tratando de matizar los lugares comunes de un guion poco agradecido, no por mal escrito, que no lo está en absoluto, sino por previsible, por abundancia de automatismos.

Alacrán enamorado no tiene secretos; tienes la sensación de que la has visto cientos de veces antes, que nada de lo que en ella vaya a acontecer te provocará desconcierto o acertará a sorprenderte. Con todo, y salvo cuando vira peligrosamente hacia el melodramatismo romántico más azucarado, la película se mantiene en pie, enredada entre tópicos, pero saliendo ilesa.

Eso dice mucho de Zannou, que logra sobrevivir a las estrecheces de un guion que no da demasiado juego, que se lee como un mero corta-pega de películas y ficciones en general de temática afín, sin filtros y con mínimos matices.

A pesar de todo es de esas películas que crees haber visto ya pero que no te importa volver a ver. Es decir, que Zannou sabe sacar brillo a los topicazos, y eso tiene su mérito. Otra virtud: Alex González, un actor de raza que merece más cancha y más espacio. Su lograda interpretación, muy física pero también muy emotiva, contrasta con los sonados problemas de dicción de algunos de sus jóvenes compañeros de reparto.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP