El País

Según zona y fase, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.

Crítica: Tim Burton naufraga en el universo de Lewis Carroll con una fábula iniciática tan apabullante en contenido como hueca en continente

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Alicia en el País de las Maravillas (2010)

Lo mejor:
El impresionante diseño de producción

Lo peor:
Que más parezca la cuarta de "Las crónicas de Narnia" que una revisión del universo Carroll

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.9
93 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Aventuras
  • Fecha de estreno: 16/04/2010
  • Director: Tim Burton
  • Actores: Mia Wasikowska (Alicia Kingsley), Johnny Depp (El Sombrerero Loco), Helena Bonham Carter (La reina de corazones), Crispin Glover (Sota de corazones), Anne Hathaway (La reina blanca), Christopher Lee (El Jabberwock), Michael Sheen (El conejo blanco), Alan Rickman (La oruga), Matt Lucas (Tweedledee / Tweedledum), Timothy Spall (El sabueso), Barbara Windsor (El lirón), Marton Csokas (Charles Kingsley), Eleanor Tomlinson (Fiona Chataway)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

De Tim Burton no te esperas concesiones tan gruesas a la taquilla fácil. Difícilmente cabe imaginar artista visual más capaz que el director de "Ed Wood" para reinventar el universo retorcidamente onírico, poético y psicológicamente sagaz de Lewis Carroll en el arco de una experiencia cinematográfica no animada. Y sin embargo Burton se traiciona a sí mismo y, peor aún, traiciona imperdonablemente a Carrol al tomarlo como referencia y profanarlo atreviéndose a usarlo únicamente como mero reclamo. Burton quiere un bolockbuster primaveral de libro, cuyas dobleces y claroscuros metafóricos no ensombrezcan la finalidad del gran negocio.

He ahí la gran decepción, el director de "Sleepy Hollow" se carga toda esa poética del desconcierto iniciático, todas las tinieblas alucinógenas del simbolismo marciano, toda la carga moralmente ambigua y ideológicamente perversa que mana a borbotones del libro original y, para variar, de los inmortales fotogramas de la versión animada de Disney. El nuevo "Alicia en el país de las maravillas" es un espectáculo tan exuberante y barroco en lo visual como hueco y opaco detrás del espejo. Burton en verdad se acerca más a "Alicia a través del espejo" que a "Alicia en el país de las maravillas", pero su vuelta de tuerca al mito es pobre en contenido, inesperadamente superflua y definitivamente decepcionante.

En el despiste a todo trapo de un derroche de imaginación visual indiscutiblemente a la altura del genio, se pierde Burton en el abalorio, en la decoración floral y en aparatoso inventario de criaturas y atrezos imposibles, ganándonos por los ojos pero dejándonos a dos velas cuando la película comienza a revelar sus verdaderas e irrelevantes intenciones. Burton traiciona a Carroll para, insólitamente, inventarse una superproducción de multicine a la altura. La consecuencia, triste, es que su apabullante fantasía iniciática está mas cerca de la épica juvenil de magia y espada a la par de "Las crónicas de Narnia" que de la lucidez simbólica de mil aristas del universo Carroll y alrededores.

Así la película va de más a menos apartándose cada vez con menos recelo de la lógica de una adaptación coherente (que no necesariamente habría de coartar la libertad de la reinvención) y perdiendo matices en el empeño. Depp, un tanto oxidado últimamente, compone un incomprensible Jack Sparrow en el País de las Maravillas mientras Alicia se hace mayor en la piel de un quinto hermano Pevensie en la vastedad mitológica y aventurera del mundo Narnia. "Alicia en el país de las maravillas" es un libro de aventura interior que Burton convierte, con escaso acierto, en una película de aventura exterior muy plana y muy lineal montada alrededor de figurantes, muchas veces gratuitos, de los libros de Lewis Carroll. La reina de corazones (genial Helena Bonham Carter), el conejo blanco, la liebre y el sombrerero loco, el gato de Chesire... todos están en cuerpo pero no en alma, sencillamente porque Burton ha sido del todo incapaz de tomarles el pulso y convertirlos en personajes cinematográficos capaces de trascender a la fama literaria que los precede.

Ir a la película >



La revista hace un paréntesis

Por la emergencia sanitaria actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará cuando vuelva la normalidad. Mientras en la web seguimos informando sobre alternativas de ocio en casa.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP