El País
Imprimir

Crítica: Comedia de la frustración

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Amor a la siciliana

Lo mejor:
Su raro equilibrio entre luminosa comedia romántica y agria caricatura política

Lo peor:
Como relato puede antojarse deslavazado

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3
29 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Romántica
  • Fecha de estreno: 20/10/2017
  • Director: Pif
  • Actores: Pif (Arturo Giammaresi), Miriam Leone (Flora), Andrea Di Stefano (Philip Chiamparino), Stella Egitto (Teresa), Vincent Riotta (James Maone), Maurizio Marchetti (Don Calò), Sergio Vespertino (Saro)
  • Nacionalidad y año de producción: Italia, 2016
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Las líneas argumentales del segundo largometraje del cineasta e intérprete Pierfrancesco Diliberto, tras su cáustica La mafia solo mata en verano (2013), bien pueden remitir al clásico de Roberto Benigni La vida es bella: una historia de amor que acaba atrapada trágicamente en la telaraña de la Historia. Sin embargo,  Amor a la siciliana se halla lejos de ese pobre reciclaje de Charles Chaplin, del humanismo aparente y edulcorado de Benigni, y logra conjugar con inteligencia y un marciano equilibrismo la ligereza de una comedia romántica anclada en el Ulises de Homero con una mirada venenosa, caricaturesca, a la ocupación americana de Sicilia y sus consecuencias políticas, que llegan hasta el presente. La melancolía de Diliberto emana del cine de  Ettore Scola, a quien está dedicada esta cuidada producción; como las películas del viejo maestro, sin rehuir de registros sentimentales y humorísticos populares, se atreve a erigirse en una verdadera comedia de la frustración: ni los burros son capaces de volar, ni un solo hombre puede cambiar el rumbo de la Historia… aunque sí transformar la mente y el corazón de quienes lo rodean. En sus primeros veinte minutos se condensan un puñado de sugerentes ideas visuales -atentos a la pantomima protagonizada por una figura de Mussolini y otra de la Virgen-, y aunque a partir de entonces el relato se vuelva un tanto vago, la armonía de tonos hace que el conjunto merezca decididamente la pena.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs