El País

Crítica: Demoledor debut del australiano David Michôd en el mundo del largo con un impecable retrato criminal clánico y colectivo con visos de filme de culto

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Animal Kingdom

Lo mejor:
Prácticamente todo

Lo peor:
Algún puntual desliz en el montaje

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4
19 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 14/01/2011
  • Director: David Michôd
  • Actores: Ben Mendelsohn (Andrew ´Pope´ Cody), Joel Edgerton (Barry Brown), Guy Pearce (Leckie), Luke Ford (Darren Cody), Jacki Weaver (Janine Cody), Sullivan Stapleton (Craig Cody), James Frecheville (Joshua ´J´ Cody), Dan Wyllie (Ezra White)
  • Nacionalidad y año de producción: Australia, 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Nos quedamos con su nombre y con su jeta; David Michôd tiene todos los visos de cristalizar en un narrador fuera de serie siempre que Holywood no lo abduzca para rodar la quinta parte de Piratas del Caribe o un remake de High School Musical. Su Animal Kingdom despunta como una de las óperas primas más contundentes, potentes y turbadoras que el cine angloparlante haya dado a luz en años.

Méritos éstos de un director con las ideas claras, que puebla la anti-épica criminal de los grandes referentes del género gangsteril a su bola, sin ponerse a salvo a rebufo de un libro de estilo ajeno, empapando su película de violencia implícita, de salvajismo a flor de piel, de rencor engangrenado para narrar con un aplomo desarmante el camino de perdición de un adolescente con vocación de persona irremediablemente empujado a las fauces del infierno y del mundo animal por contagio, contaminado por el desequilibrio circundante en una familia de criminales tarados, por una cuadrilla de sonados dominados por el asimétrico reparto de afectos que brinda la escalofriante matriarca en un escenario de disfuncionalidad irrespirable (impecables todos y cada uno de los integrantes del elenco).

Michôd bucea en la psique enferma de los matarifes alumbrando el diagnóstico tribal de un clan abrasado por la violencia, deshumanizado en un propósito de realización malsana y colectiva que exhibe la brutalidad por bandera. Animal Kingdom es un demoledor estudio de psicologías en el filo mismo del abismo, una epopeya criminal que airea un enfermizo modelo de lealtad consanguínea y que abraza explícitamente la desesperanza en un mundo regido por la extorsión de la fuerza y la violencia física, sí, pero fundamentalmente psicológica y emocional.

Gélida e inhóspita, la ópera prima de David Michôd revela su turbia y magnética identidad sobre una planificación absorbente, lacónica e impecable (brillante el ensamblaje entre música e imagen) que no hace sino poner el listón altísimo para futuras empresas del neófito cineasta australiano. Semejante ópera prima puede ser el primer acto de un bautismo entre los grandes o una losa; despachar tu primera película con semejante talento y rigor es un arma de doble filo: Animal Kingdom es tan buena que vaya usted a saber si su autor será capaz de volar tan alto en el futuro.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP