El País
Imprimir

Artículo: Amante a tiempo parcial

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 30/04/2014

John Turturro dirige a Woody Allen en este divertido retrato acerca de un improvisado profesional masculino del sexo.

Aprendiz de gigoló
  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 30/04/2014
  • Director: John Turturro
  • Actores: John Turturro (Fioravante), Woody Allen (Murray), Vanessa Paradis (Avigal), Liev Schreiber (Dovi), Sharon Stone (Dr. Parker), Sofía Vergara (Selima), Tonya Pinkins (Othella), Jade Dixon (Cee Cee), Aubrey Joseph (Cefus), Delphina Belle (Rhuki), Diego Turturro (Shimshon)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Un actor detrás de las cámaras y un director delante de ellas. El mundo al revés. Woody Allen, que se prodiga muy poco como intérprete al servicio de otros directores, se pone a las órdenes de John Turturro en un proyecto que sella un período de colaboración de varios años. A Turturro le rondaba la idea por la cabeza y la compartió con su barbero. Resultó que éste tenía otro cliente ilustre en Woody Allen y le contó los planes de Turturro. Así las cosas, Allen contactó con Turturro para interesarse por el proyecto y así cristalizó Aprendiz de gigoló.

La idea era huir frontalmente de la imagen esterotipada de la prostitución masculina en torno a actores jóvenes de físico despampanante. Turturro, que no solo dirige sino que también ejerece de protagonista, no da precisamente el perfil. Fioravante es un gigoló por accidente que, instigado por su buen amigo Murray (Allen), enfrentado a una situación económica difícil tras el cierre de la librería que regentaba, decide prestar sus servicios como amante a sueldo a una dermatóloga (Sharon Stone) en busca de nuevas experiencias y a su espectacular amiga Selima (Sofía Vergara). Poco a poco Fioravante, un tipo no muy agraciado, descubre que tiene un don especial para el oficio más viejo del mundo gracias a su capacidad para escuchar y entender a las mujeres. Turturro, que tuvo en Allen un asesor impagable durante el rodaje, dedicó años a estudiar los usos y costumbres de la comunidad judia ortodoxa neoyorquina para contextualizar un film que versa sobre la necesidad que tenemos de conectar y congeniar con otras personas.

Woody Allen, actor

Inició su carrera en el cine como guionista y actor. Fue en 1965 cuando se puso por vez primera delante de las cámaras para interpretar un papel escrito por él mismo en ¿Qué tal, Pussycat? Inmediatamente se centró en las labores de dirección y, desde 1969, es muso de sí mismo en muchas de sus películas, que tambiñen protagoniza. Se prodiga poco a las órdenes de terceros, pero le recordamos en un secundario de peso a la sombra de 007 en el Casino Royale de 1967. Uno de sus papeles más aclamados fue el de Sueños de un seductor, basada en un texto teatral suyo y dirigida por su amigo Herbert Ross. Fue en 1976 cuando por primera vez accedió a protagonizar una película que no ponía en imágenes un guion propio. Fue La tapadera de Martin Ritt. Después llegarían, ya en los 90, Escenas de una galería, de Paul Mazursky, y uno de sus papeles más curiosos, el de la hormiga protagonista de HormigaZ, a la que cedía voz y fisionomía en el primer largo de animación digital de DreamWorks. En lo que va de siglo solo lo habíamos visto a las órdenes de Alfonso Arau en Cachitos picantes (en la foto).

John Turturro, director

Actor polivalente y de carácter, John Turturro es célebre por sus papeles en películas clave de los últimos años como Haz lo que debas, Barton Fink, Quiz Show o la saga Transformers. Menos notoria es su faceta de director, que comenzó a cultivar en 1992 con Mac, una deliciosa cinta independiente con la que conquistó la Cámara de Oro a la mejor ópera prima en el Festival de Cannes. Necesitó seis años a continuación para poner en pie su segunda película, la fallida Illuminata. Centrado en su carrera como actor, Turturro, no obstante, nunca ha despreciado ocasiones para ponerse detrás de las cámaras. Volvió a hacerlo en 2005 con un reparto de lujo encabezado por Susan Sarandon, James Gandolfini y Kate Winslet en Romance and Cigarrettes, recibida sin demasiado entusiasmo por crítica y público. Hace cuatro años emprendió un viaje de reencuentro con sus raíces sicilianas en la inclasificable, pero reivindicable, Prove per una tragedia siciliana, que no llegó a estrenarse en España. Es, además, director de una de las piezas del filme colectivo Rio, eu te amo, de próximo estreno.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs