Crítica: Este muerto está muy vivo

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Asesinos inocentes

Lo mejor:
Es un despropósito divertido

Lo peor:
No da más de sí

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.6
16 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 03/07/2015
  • Director: Gonzalo Bendala
  • Actores: Aura Garrido (Nuria Abreu), Maxi Iglesias (Francisco Garralda), Luís Fernández (Andrés Nogales), Manolo Solo (Fiscal), Javier Hernández (Manuel Ballesteros), Vicente Romero (Julián), Miguel Ángel Solá (Profesor Espinosa), Carlos Álvarez- Novoa (Padre de Garralda), Cristina Mediero (Sonia), Teresa Arbolí (Carmen)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

En una de las primeras escenas de Asesinos inocentes, ópera prima del sevillano Gonzalo Bendala tras más de una década rodando cortos y segmentos en programas televisivos, Espinosa ( Miguel Ángel Solá) ofrece a sus alumnos una lección cuya conclusión es que la culpa no anida en la mente, sino en el corazón, y que lo importante es que nos guiemos siempre por lo que sentimos; así, evitaremos equivocarnos. Este es el nivel general con el que se topará quien decida echarle un vistazo a Asesinos inocentes, thriller existencial donde se dan cita los amoríos púberes, las pulsiones de muerte, los sentimientos de culpabilidad, los arrebatos vitalistas y la búsqueda de la redención.

 Este cacao conceptual, resuelto por Bendala con una sensibilidad quinceañera, está al servicio del lucimiento del intérprete madrileño Maxi Iglesias , quien, especialmente gracias a su participación en series de éxito como Física o química -con la que se dio a conocer- y Velvet, se ha convertido en un icono teen. En la gran pantalla, no obstante, las cosas le han ido peor que a su compañero de generación Mario Casas, protagonista de los taquillazos Tres metros sobre el cielo (2010) y Tengo ganas de ti (2012); y es que, exceptuando su papel en ese manifiesto generacional que fue Mentiras y gordas (2009), Iglesias ha ido encadenando batacazos del calibre de El diario de Carlota (2010), XP3D (2011) o El secreto de los 24 escalones (2012), sin terminar nunca de cruzar la línea que separa al sex symbol televisivo de la estrella cinematográfica. En la línea de esos clásicos inconscientemente trash que son El arte de morir (2000), School Killer (2001) y Tuno negro (2001), Asesinos inocentes ofrece cine de género empapado del histrionismo adolescente de la legendaria Al salir de clase. La película introduce a una serie de jóvenes actores en una trama sinuosa que rebasa las fronteras de lo delirante hasta límites, hay que decirlo, sorprendentes.

 Garralda (Iglesias) ha terminado la carrera y pasa por momentos delicados: su padre (Carlos Álvarez Novoa) y él están a punto de ser desahuciados y, para colmo, le debe una suma importante de dinero a Julián (Vicente Romero Sánchez), dueño de un taller mecánico que haría temblar al mismísimo Furio Giunta. La situación da un giro de 180 grados cuando el profesor Espinosa, responsable del accidente que dejó tetrapléjica a su mujer, le ofrece a Garralda una importante suma de dinero a cambio de que este lo ayude a acabar con su vida. Desde ese mismo instante, y acompañado de sus amigos Andrés (Lucho Fernández), Manuel (Javier Hernández) y Rafael (Alvar Gordejuela), se embarca en una serie de chapuceros intentos de asesinato de los que el docente sale siempre milagrosamente vivo.

  Asesinos inocentes no da poco: un desfile de actores hieráticos -hasta el punto de que podrían pasar por modelos bressonianos-, twists de guión ensortijados e improbables y un azaroso entramado de meditaciones morales. Aspectos que nos hacen preguntarnos hasta qué punto el producto se está tomando en serio a sí mismo, convirtiendo su visionado en una experiencia francamente disfrutable. A ello contribuye decisivamente la desvergonzada mezcla de tonos y de registros -del drama social al noir, pasando por el thriller psicológico y la comedia estudiantil-, unificados por una labor de realización tan correcta y puntillosa que, en su solemnidad académica, contribuye a magnificar el halo jocoserio que envuelve a este entrañable disparate.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “ROBERT JOHNSON”

De Luis Javier Martínez

Robert Johnson, probablemente en 1937 / Foto: Star Telegram Archives. Tal día como hoy, 8 de Mayo pero de 1911 nacía en el...


Podcast de cine: BUTACA VIP