El País

Crítica: Indiana Jones y la Bruja de Blair.

  • Autor: Diego Salgado
  • Fecha: 22/09/2014
Así en la Tierra como en el Infierno

Lo mejor:
Hay mucha más inteligencia en la escritura de la película y sus soluciones formales de lo que se le va a reconocer.

Lo peor:
El intento de que congeniemos con personajes que ni lo son ni interesa que lo sean.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.1
10 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 19/09/2014
  • Director: John Erick Dowdle
  • Actores: Ben Feldman, Edwin Hodge, Perdita Weeks, Josh Kervarec
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: Pendiente por calificar

+ info

Haciendo gala de una negligencia que le será familiar a cualquiera que trate habitualmente con distribuidoras nacidas o asentadas en nuestro país, Universal Pictures Spain ha estrenado o aceptado estrenar Así en la Tierra como en el Infierno sin proyecciones previas para los críticos y en las peores condiciones posibles. El resultado es una exhibición de esas que llaman técnicas, hechas por cumplir el expediente y de cara a la distribución posterior de la cinta en otras plataformas con el marchamo de que antes pasó por salas de cine.

El desprecio por el producto (película) que se tiene entre manos suele ser mayor cuando se trata, como es el caso, de cine popular, de género; abandonado a la suerte de un público azaroso sin que exista disculpa ninguna ni para quienes tienen la obligación de hacer todo lo posible por la película que tienen entre manos, ni para quienes deberían protestar por no poder reflexionar sobre ella y compartir su juicio. El estropicio lo completa el hecho de que Así en la Tierra como en el Infierno resulta ser no un bodrio, lo primero que piensa cualquiera visto el desinterés general, sino un título imperfecto, si se quiere menor, pero plagado de apuntes atractivos, que el fan del terror hará bien en disfrutar por los medios que considere oportunos para hacerle justicia.

No cabía esperar menos de sus responsables, los hermanos Drew y John Erick Dowdle, que, tras pergeñar en el entresiglos dos películas indies de manual, Full Moon Rising (1996) y The Dry Spell (2005), detectaron un filón más provechoso en el terror: la interesante The Poughkeepsie Tapes (2007), Quarantine -remake poco logrado de la cinta española REC (2007)-, y la producción de M. Night Shyamalan  La trampa del mal (2010). Como The Poughkeepsie Tapes y Quarantine, Así en la Tierra como en el Infierno está rodada en el formato de cine en directo o metraje encontrado, es decir, simulando que las imágenes que vemos están siendo registradas en tiempo presente por los propios personajes. Pero, a diferencia de aquellas, la nueva propuesta de los Dowdle no apuesta solo por los escalofríos sino también por la aventura, en la estela de Indiana Jones, los videojuegos de Tomb Raider, el díptico con Nicolas Cage La Búsqueda o Proyecto dinosaurio (2012).

Y es que la protagonista de Así en la Tierra como en el Infierno es Scarlett ( Perdita Weeks), una joven experta en arqueología y alquimia que busca, como lo hiciese antes su padre, la piedra filosofal, sustancia que según la leyenda procura eterna juventud y es capaz de transmutar cualquier metal en oro. Las investigaciones de Scarlett la conducen a las célebres catacumbas de París, osario de seis millones de personas, y a sus profundidades la siguen su ex-novio, analista de lenguas muertas, varios guías, y unos documentalistas atraídos por el objetivo y la determinación de Scarlett.

Pero la exploración de las catacumbas acaba mucho más lejos de lo que los integrantes del grupo esperaban, haciendo honor al título original de la película: As Above, So Below, referencia al principio hermético de como es abajo es arriba, como es arriba es abajo, aplicado aquí tanto a planos diferentes de existencia entre los que se puede transitar, como a las consecuencias psicológicas, espirituales, de nuestros actos inconfesables, susceptibles de arrastrarnos al averno. Es allí precisamente donde acaban Scarlett y sus acompañantes, y eso no es ni mucho menos el final de una odisea tan estúpida en ocasiones como atmosférica, intrigante y hasta divertida en muchas otras, merced a una lógica menos narrativa que deudora de los paseos lúdicos por casas del terror o de la bruja.

En todo caso, el mayor interés de Así en la Tierra como en el Infierno reside en la explosiva calidad de las imágenes que concitan su bajo presupuesto, el registro convulso del found footage, la atinada ambientación en las populares y tenebrosas catacumbas, y el imaginario de las criaturas que acosan a los protagonistas en su viaje hacia el centro de sí mismos: en sus mejores momentos, la textura visual de la película remite a las pinturas negras de Goya o los grabados de Gustavo Doré para La Divina Comedia de Dante, otro referente insoslayable de los hermanos Dowdle. A la postre, el miedo en esta película no deriva de los trucos en la planificación, los seres misteriosos que aparecen aquí y allá, las muertes desagradables de unos u otros personajes, sino de la sensación creciente que embarga al espectador de estar asistiendo despierto y en directo a una pesadilla. Es menos habitual de lo deseable que una película provoque ese efecto, y por ello no cabe sino volver a lamentar las penosas condiciones en que ha llegado a nuestros cines Así en la Tierra como en el Infierno.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP