El País

Crítica: Joe Cornish remoza con mucho arte los clichés de la serie B de monstruos alienígenas en una divertida comedia de acción que se apaga demasiado pronto

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Attack the Block

Lo mejor:
El trasfondo de serie B macarra y ortopédica que maneja

Lo peor:
Habría sido un magnífico mediometraje

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
9 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 07/12/2011
  • Director: Joe Cornish
  • Actores: Nick Frost (Ron), Jodie Whitaker (Sam), John Boyega (Moses), Luke Treadaway (Brewis), Alex Esmail (Pest), Terry Notary (La criatura), Paige Meade (Dimples), Joey Ansah (Policía 1), Leeon Jones (Jerome)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Unas peludas alimañas del espacio están de visita en la Tierra, lo devoran todo a su paso y Londres es un caos en el que unos pandilleros adolescentes de suburbio han de ingeniárselas para sobrevivir a la invasión, como siempre, a su bola, abandonados por las autoridades en un bloque de viviendas periférico donde la ley ni pincha ni corta. Es este la delirante excusa de Joe Cornish para revolcarse sin complejos en el barro de la serie B más burra y recalcitrante: Attack the Block es una ortopédica película de marcianos en la mejor tradición criaturesca de los 80, a rebufo de Gremlins, Critters y demás monstruos de ciudad de la década prodigiosa, a la manera de un J.J Abrams en plan parodia, pero con la fina ironía caricaturesca de las comedias british del trío Edgar Wright-Simon Pegg-Nick Frost.

En fin, un descacharrante cajón de sastre de ocurrencias subgenéricas en el que el elemento diferenciadores el desmadre referencial y la perversidad de un Cornish que, de refilón, parodia el abandono de esa periferia proletaria británica tan lejana, en todos, los aspectos, del centro, que es atrezo ideal para una película de alienígenas y marcianos.

El problema del invento es, no obstante, estructural; los diálogos son cachondos y lapidarios del primer al último minuto, pero Attack the Block, naturalmente, agota la cuota de frescura y originalidad más pronto de lo que Cornish quisiera. La comedia va de más a menos, el efecto sorpresa dura lo que dura y la cinta enfila el tercer acto sin ases en la manga.

Attack the Block es una idea excelente para un mediometraje; los 90 minutos del largo le quedan grandes. La sensación es que lidiamos con un buen chiste que se prolonga demasiado. El globo se desinfla a ojos vista a pesar de la lucidez sarcástica de los divertidos diálogos. Sí, es una película ingeniosa pero artificialmente dilatada más allá de su natural y razonable autonomía; la autoparodia deviene inevitablemente rutinaria y de ecuador en adelante el descacharrante relato comienza a exhibir síntomas de agotamiento.

Ir a la película >



Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP