El País

Artículo: Battleship

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 13/04/2012

El legendario juego ‘Hundir la flota’ se convierte en película de invasión alienígena gracias a Peter Berg.

Battleship
  • Género: Ciencia-ficción
  • Fecha de estreno: 13/04/2012
  • Director: Peter Berg
  • Actores: Liam Neeson (Almirante Shane), Taylor Kitsch (Alex Hopper), Alexander Skarsgård (Stone Hopper), Brooklyn Decker (Samantha), Rihanna (Raikes), Josh Pence (Jefe de policía Moore), Peter MacNicol (Secretario de Defensa), Jesse Plemons (Ordy), Tadanobu Asano (Nagata)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Hemos visto atracciones de parque temático y catálogos de juguetes convertidos en película y, por supuesto, una ingente cantidad de videojuegos, pero hasta la fecha los juegos de mesa de tablero y fichas eran tabú. Peter Berg, un amante del mundo de los buques de guerra se atreve con ‘Hundir la flota’, uno de los productos estrella de la compañía de juguetes Hasbro. En realidad el origen del proyecto es una mera anécdota. El guiño al juego sirve, fundamentalmente, para vender el respaldo de la multinacional juguetera y, de paso, para atraer la atención de los fans de Transformers, cuyas figuras articuladas distribuye Hasbro en USA. En realidad Battleship, muy en línea con el cine de acción militarista y patriótico tan del gusto de allí, supone un cruce entre Armageddon, Transformers e Independence Day, con Michael Bay como obvio referente, a expensas de un grandioso despliegue digital tierra-mar-aire, glosando los entresijos de la enésima invasión alienígena en la Tierra.

El poderío tecnológico de los visitantes es brutal, pero la Marina estadounidense no se arruga fácilmente. De entre sus filas un indisciplinado oficial, Alex Hooper, deberá dar un paso al frente liderando una escuadra de destructores para frenar el avance alienígena. Con lo que nadie cuenta es con que la última esperanza de la humanidad sea un cochambroso acorazado de la Segunda Guerra Mundial fuera de servicio, como los del dichoso juego de los barquitos.

Guardianes del mar

Taylor Kitsch. A la segunda irá la vencida. Lo intentó sin éxito hace unas semanas con John Carter, un formidable fracaso en la taquilla norteamericana. No ceja en el empeño de consagrarse en la élite, aquí en la piel de Alex Hooper, soldado de la Marina impulsivo e incapaz de trabajar en equipo.

Liam Neeson. Neeson, abonado últimamente al cine de acción, es el Almirante Shane, la máxima autoridad de la Marina, pero además es el padre de la novia de Hooper; el suegro que ningún hombre querría tener. Fuera de juego en el momento crucial de la invasión extraterrerstre, tendrá que confiar en el irresponsable Alex para salvar los muebles.

Brooklyn Decker. Es la nueva bomba rubia del cine americano. La descubrimos al lado de Adam Sandler y Jennifer Aniston en Sígueme el rollo, y apenas un año después ya es todo un icono erótico. Interpreta a Samantha, fisioterapeuta del ejército, novia de Hooper e hija del Almirante. Su concurso en la crisis será vital para los intereses terráqueos.

Tadanobu Asano. Es una de las grandes superestrellas del cine japonés, con cartel en occidente gracias a Zatoichi, Vidas truncadas o Mongol. Dio el salto al cine anglosajón con Thor, y en Battleship pone rostro al capitán Tanaka, el oficial más brillante de la escuadra japonesa, rival de Hooper en primera instancia y a la postre su mejor aliado.

Rianha. Era un paso inevitable. Antes o después la gran diva del pop bailable tenía que medirse con la pantalla grande, y Battleship es el pretexto. Su papel es un clon del de Michelle Rodríguez en Avatar, a saber, el carácter femenino en un mundo de hombres, una soldado de puntería prácticamente infalible.

Y además

Los dos lados de la cámara

Neoyorquino de nacimiento, pero forjado como profesional en Los Ángeles, Peter Berg es solo uno de los cada vez más numerosos casos de actores felizmente reciclados como directores. Se abrió paso en el mundillo como ayudante de producción, pero enseguida asumió que ser actor era económicamente más rentable. Debutó como tal en 70 minutos para morir, en 1988, pero no terminó de hacerse un nombre hasta mediados de los 90, gracias a Fuego en el cielo, La última seducción (donde daba vida al pardillo atrapado seducido por la víbora Linda Fiorentino) o Copland. Pero su sitio, en verdad, estaba al otro lado de la cámara. En 1998 hizo realidad su sueño dirigiendo, con gran éxito, su primer largometraje, Very Bad Things. Desde entonces es director a tiempo completo y actor en sus ratos libres. Y además es, por méritos propios, un peso pesado de la industria. Tesoro del Amazonas, La sombra del reino, su mejor película hasta la fecha, Hancock y ahora Battleship le consagran como uno de los artesanos más versátiles de la gran industria.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

MARMITÓN, EL BISTRÓ DE LA LATINA

De Mapi Hermida

En esta ocasión, os vengo a contar un proyecto que he descubierto hace poco a pesar de su apertura a principios de año. Pa...


Podcast de cine: BUTACA VIP