El País

Crítica: Cine con estribillo

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Begin Again

Lo mejor:
Que Carney viva con tanta dignidad de las rentas

Lo peor:
Falta la espontaneidad contagiosa de "Once"

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
58 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 01/08/2014
  • Director: John Carney
  • Actores: Keira Knightley (Gretta), Mark Ruffalo (Dan), James Corden (Steve), Hailee Steinfeld (Violet), Mos Def (Saul), Catherine Keener (Miriam), Andrew Sellon (Padre Christian), Ed Renninger (Barman), Adam Levine (Dave), Marco Assante (Marco), Mary Catherine Garrison (Jill)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Era la abrumadora simplicidad de un horizonte sutilmente romántico, salpicado de canciones que se infiltraban en la historia con insultante naturalidad lo que hacía de Once un producto ganador desde la primera secuencia. Ese tono 'casual', informal, como de cine accidental nacido de la improvisación de un puñado de memorables tardes entre amigos, era el combustible de la minúscula historia, que hablaba de amor sin tener que nombrarlo, amor por la música, y amor del otro, surgido alrededor de una complicidad forjada alrededor de notas musicales. Once parecía cine sin querer, y eso le otorgaba una pegada irresistible. Pero a la vez patentó una fórmula nueva, un esquema de drama romántico musical, rabiosamente contemporáneo, demasiado jugoso como para respetarlo como un unicum.

No, John Carney repite la jugada con Begin Again, que es hermana gemela de Once, pero que es la película que quizá Carney habría hecho de haber tenido presupuesto, medios y actores mediáticos a su vera. Begin Again es pues, para lo bueno y para lo malo, la fosilización de la fórmula aquélla, pero en clave neoyorquina, con impronta de multisala. Algo así como un Once para todos los públicos: gente que se comunica a través de canciones, amores que no se dicen, sino que se cantan, y biografías que caben en la playlist de un reproductor digital de música.

Sin la frescura pues de la película hermana, Begin Again se propone como una revisión light, definitivamente mainstream, de una de las grandes películas románticas de la pasada década. La buena noticia es que Carney es un director de talento, con un don natural para captar el intangible romántico de las buenas películas de amor, para componer filmes y filmar canciones. Porque Begin Again es eso: una película que se escucha como una canción, o una canción que se ve como si fuera una película. Y esa es su gracia, su razón de ser. Mark Ruffalo (espléndido) y Keira Knightley (más contenida y soportable de lo habitual), forman un tandem asimétrico de gran recorrido. Alrededor muchos clichés, cierto, pero también enorme olfato para fotografiar estados de ánimo, para hablar del amor y el desamor a través de canciones, sin empachar, sin atracón de azúcar.

Carney sabe cómo el drama. Pero eso su nueva propuesta está sobrada de encanto, por eso se explora con amplia sonrisa de oreja a oreja, porque las redenciones que aborda, los nuevos comienzos a los que hace referencia el título, son tan elementales como cálidos y tangibles. Carney vuelve a tocarnos el corazoncito, esta vez no hablando sobre un encuentro, sino sobre un desencuentro, y sobre la amistad que recompone la vida de dos tipos corrientes que piensan y sueñan canciones, eludiendo las soluciones romántico-melodramáticas de perogrullo, para hablar de renuncias y desengaños. Insistimos: no tiene el espontáneo encanto de Once, es una película de fórmula, pero los pros siguen ganando por goleada a los contras.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP