Crítica: Hilary Swank y Sam Rockwell brillan en un convencional pero efectivo melodrama sobre un sangrante error judicial y la mujer que logró enmendarlo

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Betty Anne Waters

Lo mejor:
Las interpretaciones del dúo protagonista

Lo peor:
El barniz de melodrama televisivo que la cubre

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.3
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 15/07/2011
  • Director: Tony Goldwyn
  • Actores: Hilary Swank (Betty Anne Waters), Sam Rockwell (Kenny Waters), Thomas D. Mahard (Profesor de Leyes), Owen Campbell (Ben), Conor Donovan (Richard), John Pyper-Ferguson (Aidan), Minnie Driver (Abra Rice), Ele Bardha (Don), Melissa Leo (Nancy Taylor), Scott Philyaw (Policia), Loren Dean (Rick), Marc Macaulay (Oficial Boisseau), Karen Young (Elizabeth Waters)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

En la línea de otros melodramas hollywoodienses hasta la médula sobre ciudadano de a pie solo en titánica pelea contra el sistema, Betty Anne Waters emula la limpieza ética de las Erin Brokovich que en el mundo han sido, que armadas de valor, tenacidad y un insobornable sentido de la justicia aireaban a ojos de todos los agujeros negros de la ley, los puntos muertos del sistema judicial y la monstruosidad del estado y del sistema cuando amparado en la letra de un papel arrambla con la integridad física y moral del sufrido e indefenso ciudadano medio.

No hay grises en lo nuevo del actor-director Tony Goldwin, sus héroes (heroínas por mejor decir) son de una pieza, y los villanos visibles e invisibles también. Con el aroma genuinamente americano de los relatos bigger than life, Goldwyn desmenuza en clave telefílmica los escalofriantes recovecos legales y emocionales de una sobrecogedora historia real; la de un hombre privado de su libertad durante largos años por un crimen del que no era responsable y la mujer, su hermana, que no se rindió, que se licenció en Derecho para defender una causa perdida y que, contra viento y marea, logró enmendar el sangrante error, devolviendo a su hermano aquello que el sistema le había vilmente arrebatado: la libertad.

Betty Anne Waters da cuenta del hecho y de la heroica resistencia de la abogada circunstancial; lo hace fiel a los patrones clásicos del cine épico-juidicial, sin dobleces, exponiendo la irresistible historia con todos los énfasis sentimentales que cabría esperar. Goldwyn opta por un prisma deliberadamente funcional y convencional consciente de que la inercia del extraordinario relato se las basta para cubrir el escaso espesor cinematográfico del producto.

Y en cierto modo tiene razón: Betty Anne Waters tiene mucho de melodrama de sobremesa, pero no es menos cierto que canaliza la adrenalina emocional con dignidad, que la dosifica sin manipular más de lo estrictamente necesario. Hay una gran historia detrás de la perezosa cinematografía y de la elementalidad estructural de una cinta predecible en exceso, en forma y concepto.

Es esa historia la que, a pesar de las debilidades, mantiene las expectativas despiertas de principio a fin, con un dramón tan grato de ver como fácil de olvidar, que se crece gracias a la concienzuda implicación de sus dos actores protagonistas, y muy especialmente de un Sam Rockwell entre feroz y vulnerable que borda la desesperación de un fulano cualquiera que no es sino la nota a pie de página de un flagrante error judicial

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP