El País

Artículo: Caperucita vengada

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha: 23/05/2014

Una polémica comedia negra que pone en solfa los valores de la sociedad israelí.

Big Bad Wolves
  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 21/05/2014
  • Director: Aharon Keshales
  • Actores: Lior Ashkenazi (Micki), Rotem Keinan (Dror), Tzahi Grad (Gidi), Doval´e Glickman (Yoram), Menashe Noy (Rami), Dvir Benedek (Tsvika), Kais Nashef (hombre del caballo), Nati Kluger (Eti)
  • Nacionalidad y año de producción: Israel, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Cuando Quentin Tarantino aseguró, a finales del año pasado, que Big Bad Wolves era la mejor película que se había estrenado en 2013, todos tuvimos claro que –con razón o sin ella– estaba condenada a convertirse en una cult movie. Su paso por el Festival de Sitges certificó que se trataba de una obra, cuanto menos, controvertida, donde los directores de origen israelí Aharon Keshales y Navot Papushado trazan una brutal sátira del Israel contemporáneo apoyándose en una trama de enorme dramatismo, pero colmada de un sombrío e ingenioso sentido del humor capaz de congelar las carcajadas del espectador con más estómago.

El tándem de cineastas ya había demostrado un cierto talento en aunar mal rollo y comicidad con la turbia Rabies, fallido pero cáustico y curioso filme de asesinos en serie. En la cinta que ahora se estrena, se aproximan a uno de los mayores tabúes en las sociedades occidentales: la pederastia. La vida de Gidi (Tzahi Grad), un ciuadano maduro y respetable, da un giro terrible cuando aparece el cuerpo decapitado de su hija, que era apenas una niña. Descontento con el rumbo que está tomando la investigación oficial, decide tomarse la justicia por su mano y secuestrar al principal sospechoso para averiguar el paradero de la cabeza de la pequeña.

Para ello contará con la ayuda de Micki (Lior Ashkenazi), una suerte de versión hebrea de Harry el Sucio, que pondrá al servicio del desconsolado Gidi su infinita capacidad para la violencia. Dror (Rotem Keinan), estudiante de medicina y, aparentemente, asesino en serie, sufrirá las torturas de dos hombres dispuestos a convertirse en lobos feroces con tal de alcanzar su objetivo. Keshales y Papushado se sirven de un ampuloso estilo visual para poner en imágenes este cuento divertido y cruel.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP