El País

Crítica: Exceso de azúcar.

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Blanca como la nieve, roja como la sangre

Lo mejor:
Nada demasiado digno de mención.

Lo peor:
Sus indiscriminadas dosis de almíbar.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Romántica
  • Fecha de estreno: 10/10/2014
  • Director: Giacomo Campiotti
  • Actores: Filippo Scicchitano (Leo), Gaia Weiss (Beatrice), Aurora Ruffino (Silvia), Flavio Insinna (Ettore), Luca Argentero (Profesor), Cecilia Dazzi (Angela)
  • Nacionalidad y año de producción: Italia, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

En pleno frenesí de melodramas románticos adolescentes con enferma/enfermo en el menú, Blanca como la nieve, roja como la sangre se propone como la aportación italiana a esta fiebre, a la eclosión de un subgénero muy viejo (anacrónico incluso, podríamos decir), que viene a ser una reinterpretación y puesta al día, en clave teen del sentimentalismo trágico de "Love Story" y sucedáneos.

Cine basado en un bombazo editorial, cocinado concebido más en una lógica fan para explotar el tirón de la novela que como película para profanos propiamente dicha, la propuesta de Giacomo Campiotti manosea a placer todos los lugares comunes y estereotipazos del primer amor, a través de las tribulaciones de un adolescente enamorado hasta las trancas de una pelirroja con cuadro clínico difícil e insensible a los sentimientos que su mejor amiga tiene hacia él, cuyas previsibles (del primer al último plano) desventuras amorosas se ubican en la órbita de ese romanticismo almibarado y extremadamente sensiblero del fenómeno Federico Moccia, en torno a personajes planos y a un sentimentalismo de revista juvenil de tendencias, que enfatiza la vacuidad de las emociones sobre las que bascula, arrancando lágrimas fáciles con malas artes, para esconder carencias de estructura y disfuncionalidades de guion absolutamente alarmantes.

Un romance sin un solo gramo de espontaneidad en su ADN que conoce bien las debilidades del público al que corteja (féminas de entre quince y veinte años, básicamente) y las explota sin asomo de remordimiento. Blanca como la nieve, roja como la sangre agota con sus desmesuradas dosis de romanticismo melifluo, dibujando una redención del todo inverosímil, en torno a una moraleja-mensaje con ecos moralista-cristianos nada discretos solo apto para públicos extremadamente golosos y adicto/as al romanticismo blandito en el que todos son luces y ninguna sombra.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP