El País
Imprimir

Crítica: Pablo Berger se descuelga con una brillante españolización del legendario cuento eclipsada por el éxito reciente de "The Artist", con la que comparte libro de estilo

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Blancanieves (2012)

Lo mejor:
Difícil imaginar mejor y más hermosa adaptación del cuento

Lo peor:
La sombra de "The Artist" es alargada

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
85 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 28/09/2012
  • Director: Pablo Berger
  • Actores: Maribel Verdú (Madrastra), Daniel Giménez Cacho (Antonio), Pere Ponce (Genaro), Ángela Molina (Doña Concha), José María Pou (Don Carlos), Inma Cuesta (Carmen de Triana), Macarena García (Carmen), Ramón Barea (Don Martín)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2012
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Elegida para representar a España en la próxima edición de los Oscar, Blancanieves (2012) tiene, de cara a la cita, una baza que es a la vez su peor lastre. Las comparaciones son odiosas, e inevitables habida cuenta de lo comprimido de los tiempos. Si The Artist no hubiera nacido el año pasado estaríamos ante una película de referencia, una acrobacia fílmica de audacia incalculable, una película de las que hacen época. Pero Pablo Berger llega tarde por un palmo.

Paradójicamente Hazanavicius dejó el camino expedito, y eso hará mucho bien, no hay duda, a la carrera comercial de este insólito Blancanieves (2012) que sin tan excepcional telonero habría pasado, seguro, de puntillas por las multisalas en espera de un tardío redescubrimiento como película de culto. The Artist, por lo demás, no ha sido una pequeña gran película convertida en fenómeno de masas, que también; es, además, la película que ganó el Oscar al año pasado.

Sombra demasiado larga para esta conmovedora relectura del legendario cuento de hadas, que, sin duda, sacará beneficios de las comparaciones en términos económicos, pero será inevitablemente mirad con recelo en tanto en cuanto sus hallazgos artísticos serán puestos en cuarentena. Sucede que el atractivo esencial de esta, con todo, audaz apología de los cimientos visibles e invisibles del cine, su apasionada reivindicación de una manera irresistiblemente arcaica de mirar a la pantalla, repescando el valor iniciático y cuasi mágico de las primeras películas y las primeras lágrimas de cine, es, precisamente, el mismo que apuntaló el aplauso unánime de crítica y público a esa maravillosa locura que Hazanavicius ideó, colando una película no hablada y en blanco y negro en multicines habitualmente sordos por el estruendo de un sonoro hipertrofiado.

Lo bueno es que si el bis funciona igual podemos empezar a hablar de tendencia, hartazgo o retorno instintivo a las esencias. Fuera de esa dimensión, Berger borda la relectura folclorista y torera del cuento de los Grimm, los pliegues más sentimentales del cuento en un atrezo que es, en sí, un alarde de creatividad escénica. Blancanieves (2012) oscila entre la comedia y el drama hurgando a su bola en los rincones más oscuros de la fábula y, no menos importante, con un brillante ejercicio de emulación casi arqueológica de un cine de museo que gracias a Berger, como antes a Hazanavicius, exhibe vigencia plena en la era del músculo y la explosión perpetua.

Por descontado el Blancanieves (2012) de Berger es, de largo, el mejor y el más pertinente del año del aniversario, en el que Hollywood produjo dos versiones alternativas del cuento a cual más olvidable y prescindible. Berger, él sí, escarba en las raíces emocionales del relato, en el vigor imperecedero del sustrato mitológico que lo sujeta con una propuesta estética insuperable, con una hispanización ocurrente y coherente de un cuento que, en sus manos, exhibe una habilidad asombrosa para el disfraz.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!


Blogs