El País

Crítica: Siete de julio, redención

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Blue Lips

Lo mejor:
Que no rebasa la hora y media de duración.

Lo peor:
Unas labores de realización y montaje átonas y una falta de ambiciones creativas alarmante

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
10 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 07/11/2014
  • Director: Daniela De Carlo, Julieta Lima, Gustavo Lipsztein, Antonello Novellino, Nacho Ruipérez, Nobu Shima
  • Actores: Dudu Azevedo, Malena Sánchez (Malena), Simone Castano (Vittorio), Avi Rothman (Oliver), Mariana Cordero (Sagrario), Keona Cross (Kalani), Pedro Bromfman (Pedro), Clara Botas (Beth), Lara Grube (Laura), Rodrigo Sáenz de Heredia (Fermin), Adriana Salvo (Rebeca), Anna Cimarrusti (Madre Vittorio), Keith Murdiff (Frank), Maria Carmen Antunez (Maite)
  • Nacionalidad y año de producción: Argentina, Brasil, España, Italia, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Seis jóvenes cineastas de distintas procedencias -Daniela de Carlo, Julieta Lima, Gustavo Lipzstein, Antonello Novelino, Nacho Ruipérez y Nobuo Shima-, que trabaron amistad estudiando cine en Los Ángeles, son los principales responsables de este drama de historias cruzadas en el que los Sanfermines sirven de punto de encuentro para una sextena de personajes desorientados que deambulan por las atestadas calles de la capital navarra mientras intentan darle un sentido a sus acciones. Traumas familiares, heridas del pasado sin cicatrizar, enfermedades de ardua curación, golpes imprevistos del destino, futuros inciertos o crisis de pareja son los problemas que acucian al italiano Vitorio, a la pamplonesa Sagrario, a la argentina Malena, al brasileño Guido, a la hawaiana Kalani y al estadounidense Oliver. Cada director se encarga de rodar uno de estos relatos personales, coordinándose conjuntamente a la hora de conectar estilística y argumentalmente las trayectorias de los diversos protagonistas.

 Lo cual, por otro lado, no es especialmente complicado: todos los segmentos hacen gala de una inexpresividad escénica y formal similar, rozando en ocasiones el amateurismo. Cóctel indigesto de spot turístico -comenzando por el título, que alude a los labios azules que deja en los personajes el vino regional-, grisáceo publirreportaje televisivo y fábula coral de evidentes limitaciones dramáticas, lo más sorprendente de Blue Lips es la manera en que se acoge a un subgénero cinematográfico en clara decadencia, al menos si hablamos de la formulación del mismo que consolidaron Lawrence Kasdan en Grand Canyon (1991) y Robert Altman en Vidas cruzadas (1993), sobreexplotada hasta convertirse en una tendencia industrial estomagante en las cinematografías occidentales.

 El resultado final es un acercamiento tímido y políticamente correcto a los filmes que firmara el tándem Alejandro González Iñárritu y Guillermo Arriaga y, por sus aires internacionales, más concretamente a Babel (2006). La tibieza con que se resuelven los múltiples nudos de la trama nos reafirma en la idea de un largometraje carente de ambiciones creativas y cargado, en cambio, de una fuerte intencionalidad promocional, a mayor gloria del enoturismo y de San Fermín. Tampoco es difícil intuir que, probablemente, los realizadores conciban la película como una suerte de escaparate donde ofertar sus talentos. Blue Lips, por todo lo comentado anteriormente, tiene trazos de fotocopia caduca, de trabajo de fin de curso de escuela de cine orientado únicamente a dejar constancia de que sus autores se han enterado de en qué consiste eso de la realización y el montaje.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs