El País
Imprimir

Crítica: Viva la madurez y viva el vino

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
Book Club

Lo mejor:
Detrás de su pulcritud burguesa, late una disfuncionalidad esencial que hace que su visionado sea divertido y estimulante

Lo peor:
Posee todos los vicios y clichés del cine geriátrico

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
0
0 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 14/09/2018
  • Director: Bill Holderman
  • Actores: Diane Keaton (Diane), Jane Fonda (Vivian), Candice Bergen (Sharon), Mary Steenburgen (Carol), Andy García (Mitchell), Craig T. Nelson (Bruce), Don Johnson (Arthur)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2018
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

La ópera prima de Bill Holderman, habitualmente ligado a tareas de producción cinematográfica, podría parecer una muestra canónica de la llamada "comedia geriátrica", protagonizada por unas Diane Keaton y Jane Fonda que, durante los últimos años, se han convertido en grandes efigies de un registro del cine de clase media que sigue encontrando, entre la población madura y anciana, a un público bastante fiel, más aún para los tiempos que corren en la industria. Ciertamente, Book Club encaja a la perfección en esta categoría, pero su trasfondo de humor erótico -cargado de metáforas, no por obvias, menos divertidas en su desatada vulgaridad-, sumado a la locura que se adivina tras sus pulcras y aburguesadas imágenes, le otorgan un interés añadido al conjunto. La extraña naturalidad con que el alcohol acompaña los múltiples encuentros que tienen lugar entre las protagonistas, sus maridos y sus amantes; la presencia, inenarrable hasta lo disfuncional, de un Andy García de mejillas sonrosadas y andar beodo; o los guiños constantes a la saga 50 sombras de Grey , francamente graciosos, hacen de Book Club una de las majaderías más disfrutables de la temporada para quien esté dispuesto a asomarse a esa otra película que se esconde entre paisajes epatantes, lujosos casoplones, mujeres blancas millonarias hinchadas de bótox y dramas del Primer Mundo. En medio de la profusión de clichés desorbitados, una escena de enorme ternura, que respira una rara verdad: la cita entre Candice Bergen y Richard Dreyfuss, que poco o nada tiene que envidiar a lo visto en trabajos tan prestigiosos como Saraband (2003) o 45 años (2015).

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP