El País

Según zona y fase, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.

Crítica: A Dios rogando...

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Calvary

Lo mejor:
Un Brendan Gleeson colosal.

Lo peor:
A ratos se pasa de redundante, avanzando en círculos.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
38 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 06/03/2015
  • Director: John Michael McDonagh
  • Actores: Brendan Gleeson (padre James), Chris O´Dowd (Jack Brennan), Kelly Reilly (Fiona Lavelle), Aidan Gillen (Dr. Frank Harte), Dylan Moran (Michael Fitzgerald), Isaach De Bankolé (Simon), M. Emmet Walsh (el escritor), Marie-Josée Croze (Teresa), Domhnall Gleeson (Freddie Joyce), David Wilmot (padre Leary), Pat Shortt (Brendan Lynch), Orla O´Rourke (Veronica Brennan)
  • Nacionalidad y año de producción: Irlanda, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Por aquello de que los canallas duermen en paz, nos pongamos como nos pongamos, toca a los hombres buenos expiar los pecados de la chusma, bailando con la más fea por pardillos y por no haber firmado a tiempo un contrato con Satanás para prostituir el alma. Ese es el padre James, un párroco de aldea de la Irlanda profunda que predica en el desierto cada domingo, que recita sermones que se estrella contra un muro, resignado ante el irredimible rebaño que le ha tocado pastorear. Y encima eso, por pringado y por noble, un tarado está dispuesto a llevárselo por delante para purgar los pecados de un sacerdote violador que ya murió y presumiblemente no arde en el infierno. Esa es la singular premisa de esta disparatada penitencia, el martirio de un hombre bueno precisamente por eso, por ser bueno.

Con una proverbial mala uva John Michael McDonagh disecciona la rutina del infeliz ministro de la Iglesia, que tiene una cita con la muerte a una semana vista y, por tanto, siete días para ponerse a bien con el altísimo y saldar cuentas pendientes en el mundo de los vivos. En realidad la Irlanda de este descreído sacerdote es una suerte de purgatorio en el acantilado, una sala de espera por la que desfilan todos los vecinos, feligreses y miserable que orbitan alrededor de la vida del religioso con la guadaña silbando en el cogote. El leit motiv es ese, así de simple, un puñado de diálogos, de improvisadas confesiones, de reproches y traperas puñaladas; una disección salvaje de la ruindad humana, del narcisismo crónico del indecente, de la vileza inapelable del malnacido.

Alrededor del perplejo pastor pulula una galería de vecinos impresentables, de nihilistas sin causa, pecadores, adúlteros y sujetos decadentes de toda índole que componen, todos juntos, uno de los microcosmos más insólitos del cine británico de los últimos lustros. McDonagh es un cachondo mental, un cínico incurable y un tipo con un olfato demoledor para el humor negro de qualité. Y, en efecto, Calvary es una comedia negrísima con alma de western crepuscular pero en clave mesiánica y pastoral.

Es el filme, en el fondo, la antesala del duelo de al sol de un católico con motivos de sobra para hacerse ateo y marcharse de este mundo a las malas, torciéndole el gesto al creador. Un clásico esquema de ajuste de cuentas al que solo le faltan las pistolas y el letrero de saloon sobre la entrada del pub para ejercer de película del oeste y cita con la muerte. McDonagh, que opta por una estructura cuasi teatral para desgranar los delirios de la tragicomedia, desgrana los vericuetos más grotescos de la levedad del ser con Brendan Gleeson en modo jugón, como pocas veces antes, pasándolo en grande a dos bandas riéndose a pierna suelta de lo que somos y de lo que fingimos ser cuando nos persignamos mientras por lo bajini nos cagamos, hipócritas, en todo lo que se mueve.

Ir a la película >



La revista hace un paréntesis

Por la emergencia sanitaria actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará cuando vuelva la normalidad. Mientras en la web seguimos informando sobre alternativas de ocio en casa.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP