El País

Crítica: Thriller con atmósfera

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Caminando entre las tumbas

Lo mejor:
Liam Neeson, un seguro de vida.

Lo peor:
Es mucha menos película de lo que podría haber sido

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3
24 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 31/10/2014
  • Director: Scott Frank
  • Actores: Liam Neeson (Matt Scudder), Boyd Holbrook, Astro (TJ), Dan Stevens, Stephanie Andujar (actriz), Sebastian Roché (Yuri Landau), Whitney Able, Mark Consuelos (Reuben), David Harbour (Ray), Briana Marin, Annika Peterson (Anita)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 18 años

+ info

El material que se trae Scott Frank entre manos es de bastantes quilates. Hablamos de un thriller explícita, y sobre todo, implícitamente violento y visceral. Un relato sórdido y siniestro, que traza el monstruoso modus operandi de unos criminales en serie de cráneo perverso hasta límites intolerables. Por otro lado el héroes es cualquier cosa menos un héroe. Matt Scudder es un mercenario, un ex madero que vendió su alma al diablo y que expía sus negrísimos pecados moviéndose siempre con un pie del lado de los buenos y otro del mismísimo infierno.

Caminando entre las tumbas es, en definitiva, un thriller amoral, poblado por corruptos, matarifes y policías ambiguos y alcohólicos. No está muy lejos de ese planteamiento de thriller criminal noventero, de asesinos grotescos que dinamitan la inocencia/convivencia/ estabilidad social-familiar superando con sus atrocidades cualquier límite de la imaginación. Pensamos en el Fincher de Seven o Zodiac, o en propuestas más recientes como Adiós pequeña, adiós o Prisioneros.

El factor diferencial es el es poli infalible con hambre de revancha en el que se ha especializado Liam Neeson de un tiempo a esta parte. Es decir, que Caminando entre las tumbas viene a ser un cruce de la serie Venganza (nuevamente planea el fantasma de un rescate contrarreloj) y las cintas antes citadas. El problema es que no tiene el músculo pulp de acción macarra de la primera ni la hondura o la profundidad en el estudio de personajes de las demás.

Al final Frank se queda en tierra de nadie. Su película tiene atmósfera y una mecánica narrativa eficaz a partir de un planteamiento bastante sugerente, pero el tratamiento de los personajes y de las dobleces sórdidas del thriller es sustancialmente epidérmico. Te pasas toda la película esperando dos escenarios: a) que el thriller se desmelene y empiece el fuego a discreción, las cacerías y persecuciones o b) que la cargadísima atmósfera de la intriga cuaje y empecemos a ver algo así como la sombra de Fincher, con la maduración de un thriller de personajes y violencia psicológica al límite. No se da ninguno de esos dos escenarios. Frank se queda a medio camino. Suficiente para que, delegando en la brutal presencia escénica de Neeson, la cinta se digiera sin esfuerzo. Pero con semejantes mimbres ese balance sabe francamente a poco.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP