Crítica: Los Taviani diseccionan el "Julio César" de Shakespeare a cuenta de un grupo de presos de una cárcel romana en un brillante estudio de la vigencia atemporal de la obra

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
César debe morir

Lo mejor:
Su brillante valoración de la vigencia de Shakespeare

Lo peor:
Que sea tan corta

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
21 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 23/11/2012
  • Director: Paolo Taviani, Vittorio Taviani
  • Actores: Cosimo Rega (Casio), Salvatore Striano (Bruto), Giovanni Arcuri (César), Antonio Frasca (Marco Antonio), Juan Dario Bonetti (Decio), Vittorio Parrella (Casca)
  • Nacionalidad y año de producción: Italia, 2012
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Lección magistral para todos aquellos directores teatrales pretenciosos que creen que para estudiar la vigencia contemporánea de los textos de Shakespeare basta con vestir a los actores de ejecutivos, yonquis o marines y escuchar como suenan en su boca la portentosa literatura del Bardo de Stratford, César debe morir confronta a Shakesepare con la modernidad desde las cloacas, desde las tripas y no desde la cabeza. Defendido por un grupo de presos de una prisión romana en la que abundan delincuentes mayores y menores ligados de uno u otro modo al crimen organizado y a las mafias italianas, Julio Cesar cobra vida nueva modelado por los Taviani, como espejo de las miserias y el rencor social de los reclusos, que encuentran una extraordinaria empatía con los grandes temas que propone la obra: la justicia, el honor, la deformidad del estado y la instrumentalización política de los pobres.

En su boca (todos ellos cumplen condena real entre esas rejas) las sublimes palabras de Shakespeare, que desciende de la mano de los Taviani al mismísimo infierno, codeándose con hombres que defienden su dignidad entre barrotes agarrándose a los versos del dramaturgo inglés como un clavo ardiendo, recobran sentido, y encuentran lugar y razón de ser en el siglo XXI. La virtud cardinal de César debe morir es esa, poner en evidencia la inmortalidad del texto sin efectismos, sin banales juegos de vestuario, yendo a la esencia y tomando el pulso a la universalidad y atemporalidad del texto desposeyéndolo de su grandeza y convirtiéndolo en instrumento de redención de un puñado de marginados sociales, que ponen aquí cuerpo y alma firmando, algunos de ellos, interpretaciones perfectamente dignas de los memorables personajes que componen.

Los Taviani logran de sus improvisados actores una honestidad y un desgarro rara vez visible sobre el escenario de un teatro convencional. Los presos de Rebibbia sí que entienden el texto y el subtexto de la tragedia cesariana y exprimen el jugo con una generosidad apabullante. Son solo 75 minutos de película, pero también los mejores minutos de cine de los Taviani desde hace la tira. Bientornados a la excelencia

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “ROBERT JOHNSON”

De Luis Javier Martínez

Robert Johnson, probablemente en 1937 / Foto: Star Telegram Archives. Tal día como hoy, 8 de Mayo pero de 1911 nacía en el...


Podcast de cine: BUTACA VIP