Artículo: 'American loser'

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 05/03/2010

Jeff Bridges roza al fin el Oscar con la yema de los dedos en la piel de una estrella de la música country en el desolador crepúsculo del último ocaso.

Corazón rebelde (2009)
  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 05/03/2010
  • Director: Scott Cooper
  • Actores: Jeff Bridges (Bad Blake), Maggie Gyllenhaal (Jean Craddock), Robert Duvall (Wayne), Tom Bower (Bill Wilson), Ryan Bingham (Tony), William Marquez (Doctor)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Después de cuatro décadas de impecable hoja de servicios ya va siendo hora de que Hollywood se rinda a su descomunal talento. Jeff Bridges es uno de los mejores actores americanos en activo y la Academia está ante una ocasión histórica para poner las cosas en su sitio, incluyendo al actor californiano en la nómina de actores con Oscar. Es el favorito indiscutible y el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores vaticinan una noche de gloria. No será por méritos, Bridges procede a uno de los desnudos emocionales más intensos y conmovedores de su carrera en la piel de Bad Blake, una vieja gloria de la música country estrellada contra los rigores amargos del olvido; arrastrando su vejez escénica como alma en pena por garitos infames, tugurios de mala muerte del viejo oeste en los que expulsa lamentos y canciones ante un público nostálgico que lo idolatra como una reliquia de museo. Bridges hereda el perfil atávico del american loser sumergido en el otoño terminal de un alcohólico rebelde, un soñador cansado de gran corazón que se agarra a su guitarra como clavo ardiendo mientras abraza el espejismo de un amor tardío como última esperanza de eludir el gran naufragio.

En la línea del mito moribundo y emocionalmente minusválido que resucitó a Mickey Rourke en El luchador, pero en clave musical, Corazón rebelde se adscribe a una antiquísima y genuina tradición de la gran narrativa anteiheroica made in USA adaptando una popular novela del escritor sureño Thomas Lobb, que traza el camino de perdición y redención de un rey destronado con una sensibilidad portentosa. Ópera prima del actor Scott Cooper, la cinta descansa sobre dos pilares fundamentales: la inolvidable composición de Bridges y, por supuesto, la música. El trovador ficticio Bad Blake entona así temas compuestos por Bone Burnett y por el malogrado cantautor texano Stephen Brutton, una espléndida colección de canciones grabadas en analógico en busca de sonidos con ecos lejanos en la edad dorada del country.

Con las espaldas bien cubiertas por Maggie Gyllenhaal (candidata también al Oscar como el último tren del amor del artista), Colin Farrell (la nueva gran estrella de la música country americana) y Robert Duvall (el incondicional amigo y confidente), Bridges saca a relucir sus mejores dotes como actor... y como músico. Es él quien interpreta, guitarra en mano, todas las canciones de la cinta desempolvando habilidades bien conocidas que ya exhibió antaño en Los fabulosos Baker Boys y en el 2000, año de publicación de su primer y único disco, Be Here Soon.

Y además

Jeff Bridges

Ensayó durante horas y horas sin descanso para cogerle el pulso a Bad Blake en el escenario. Tenía que tocar y cantar ebrio y borracho, lúcido y hundido, y no quería dejar un sólo detalle sin estudiar. La composición es total, en cuerpo y alma, sin playbacks. Bridges, que estrena esta misma semana Los hombres que miraban fijamente a las cabras, junta en este papel sus dos grandes pasiones, cine y música. El esfuerzo cristaliza en una quinta candidatura al Oscar (las cuatro primeras fueron por La última película, Un botín de 500.000 dólares, Starman y Candidata al poder) y la primera en la cual es favorito indiscutible. El glamour de Clooney y el BAFTA de Colin Firth son los grandes escollos, pero el viento parece soplar de cara.

Maggie Gyllenhaal

Defiende este año su primera nominación al Oscar. Después de años como musa del cine independiente (Donnie Darko, Casa de los Babys, Secretary) parece sentirse cada vez más cómoda en el mainstream, como demuestran películas como World Trade Center o El caballero oscuro. La sombra de Bridges es alargada, pero ella saca petróleo de su papel; el de una periodista, madre divorciada, hastiada de los hombres, que intenta llegar al fondo del corazón de Bad Blake en una entrevista que, poco a poco, va implicando a ambos de una manera inesperada. Es una de las rivales de Penélope Cruz en la madrugada del próximo domingo, pero ambas lo tienen crudo frente al favoritismo de Mo’Nique por Precious.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP