El País

Crítica: Cronenberg reflexiona en modo parábola sobre el colapso del capitalismo con una propuesta ahogada entre delirios de trascendencia

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Cosmópolis

Lo mejor:
La fotografía

Lo peor:
El empalagoso barniz de pretensiones sin rumbo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
19 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 11/10/2012
  • Director: David Cronenberg
  • Actores: Robert Pattinson (Eric Packer), Sarah Gadon (Elise Shifrin), Paul Giamatti (Benno Levin), Kevin Durand (Torval), Abdul Ayoola (Ibrahim Hamadou), Juliette Binoche (Didi Fancher), Emily Hampshire (Jane Melman), Bob Bainborough (Dr. Ingram), Samantha Morton (Vija Kinsky), Zeljko Ivanek (Danko), Jay Baruchel (Shiner), Philip Nozuka (Michael Chin), Mathieu Amalric (André Petrescu), Patricia McKenzie (Kendra Hays)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Guinda, quizá, a la que es la mejor década de su cine, por la concentración de buen cine por metro cuadrado, Cosmopolis tiene dos propósitos fundamentales, las primera es enchufarnos al abismo por el que ante nuestros ojos se despeña el capitalismo neoliberal, bajo el disfraz de una crisis que esconde en realidad un colapso sistémico y la siniestra imposición de un nuevo orden fundamentado en las cenizas del cadáver; la segunda es convencernos de que bajo la batuta de un tipo tan experimentado como Cronenberg Robert Pattinson puede ser un actor convincente e incluso brillante. Pues bien, ni lo uno ni lo otro.

Cronenberg solo se manifiesta en intermitencias dando fe del descenso a los infiernos de un multimillonario que asiste impertérrito desde el interior de su limusina al colapso de su imperio económico, que no es sino una metáfora bastante gruesa de la suerte que corre el sistema y de la fulminante degradación de un modelo económico exhausto y mantenido vivo con respiración artificial. Todo revestido de una patina de trascendencia muy postiza, de una hondura dialéctica tan rebuscada como chillona que sujetan un relato con pretensiones estériles de convertirse en parábola de la gran tragedia de nuestro tiempo.

Cosmópolis se suma así a los incontables títulos que desde diversos puntos de vista deconstruyen causas y consecuencias de la mal llamada "crisis", pero con un registro de trascendencia y un lastre de pretensiones excesivamente acusado. Cronenberg, más ausente que presente, no acaba de encontrar el tono; su película se ahoga en una deriva discursiva y retórica con mucho ripio pero escasa sustancia tratando de arrojar luz, sin éxito, desde una posición menos frontal de lo que es costumbre.

El experimento sale torcido, y además tampoco logra Cronenberg convencernos de las bondades de Pattinson, que se enfrenta aquí con más soltura de lo habitual (no es difícil) a un personaje que le exige escarbar mucho más hondo de lo que acostumbra. No basta, la incapacidad del protagonista de Crepúsculo para colorear sus composiciones con matices nuevos es patente. En fin, que Pattinson está tan poco inspirado como de costumbre y Cronenberg tan poco inspirado como casi nunca.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP