El País

Crítica: Balboa como mito

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Creed. La leyenda de Rocky

Lo mejor:
Que recupera el genuino espíritu de los dos primeros Rockys

Lo peor:
Las escasas variaciones en torno a la fórmula de siempre

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
34 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 29/01/2016
  • Director: Ryan Coogler
  • Actores: Michael B. Jordan (Adonis Johnson), Sylvester Stallone (Rocky Balboa), Tessa Thompson (Bianca), Phylicia Rashad (Mary Anne Creed), Andre Ward (Danny ´Stuntman´ Wheeler), Tony Bellew (´Pretty´ Ricky Conlan), Ritchie Coster (Pete Sporino), Jacob ´Stitch´ Duran (Stitch), Graham McTavish (Tommy Holiday), Malik Bazille (Amir)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2016
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Rocky es mucho más que una saga cinematográfica, es un mito contemporáneo y los mitos, claro, son eternos. Ryan Coogler vuelve a examinar la eterna longevidad de este icono setentero, que habrá de durar tanto como la carrera de su actor protagonista que, paradojas del destino, recoge frutos con un Oscar cantado en calidad de secundario, y no de protagonista; la mejor evidencia de la pegada irreductible de la franquicia, que despacha uno de sus mejores capítulos con la gran estrella, con el sostén de la marca, en lenta retirada. Creed es un ejercicio de nostalgia construida alrededor de una simple reformulación del mito, un certificado, en fin, de la entrañable vigencia de la Filadelfia suburbial stalloniana como paisaje fílmico, pero no solo.

Se trata de explorar, apelando a la morriña más elemental, ese viejo horizonte urbano, jalonado de edificios decadentes, viejos gimnasios y escaleras con historia, en cuyas calles se ubica, monumentalizado por la nostalgia, uno de los grandes nichos emocionales del cine americano de los 70. Se apuesta, naturalmente, por una línea decididamente continuista. Stallone ha dado un paso atrás, pero no hay sangre nueva porque cualquier cineasta con un mínimo de criterio sabe que despojar a Rocky de sus ancestrales principios éticos y estéticos sería como profanar un templo. Y Coogler, consciente de que la franquicia vivirá eternamente dentro de sus coordenadas espacio-temporales de origen o morirá desfigurada, no está por esas.

De hecho Creed está mucho más próxima (gran noticia) a los dos primeros Rockys (e incluso al sexto) que a la decepcionante hormonización de la saga de los episodios tercero, cuarto y quinto. Hablamos de un drama pugilístico de libro, ortodoxo y reincidente en los temas recursos narrativos de siempre, pero Coogler sabe dar a luz una película con recorrido propio, alrededor de un nuevo héroe sin el carisma de su mentor pero con un conflicto interno, definido alrededor de una identidad en suspenso y la necesidad de demostrar y demostrarse su derecho a portar tan ilustre apellido, que va más allá del conservadurismo por inercia de las sagas sacacuartos.

El tópico y la reincidencia abusiva queda matizada por la genuina emoción y por la honestidad melodramática de un producto que ha sabido sobreponerse al paso del tiempo y de las modas. Le puede, claro, su exceso de corazón, su apasionado y acaramelado elogio a las segundas oportunidades, pero sin ese sirope sencillamente no sería Rocky. La guinda la pone el Stallone más inspirado de siempre. En un papel comprometido como pocos, siempre a un paso del traspiés sensiblero, Sly se reinventa como actor dentro de los límites, muy estrechos, de un personaje que ha interpretado ya en siete ocasiones. Ver para creer.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP