El País

Crítica: Sobrio y contenido melodrama a costa del cenit de la segregación racial, bien escrito, realizado y mejor interpretado

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Criadas y señoras (The help)

Lo mejor:
El recital coral del brillante reparto femenino

Lo peor:
Cierta inevitable querencia sensiblera

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 4 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4
41 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 28/10/2011
  • Director: Tate Taylor
  • Actores: Emma Stone (Eugenia (Skeeter) Phelan), Viola Davis (Aibileen Clark), Bryce Dallas Howard (Hilly Holbrook), Octavia Spencer (Minny Jackson), Jessica Chastain (Celia Foote), Ahna O´Reilly (Elizabeth Leefolt), Allison Janney (Charlotte Phelan), Anna Camp (Jolene French), Eleanor Henry (Mae Mobley), Chris Lowell (Stuart Whitworth)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Lo tiene todo para coleccionar no pocas candidaturas al Oscar y un sinfín de premios y reconocimientos de Academia. Es así por dos cosas; la primera, nada despreciable, por ser uno los grandes fenómenos taquilleros de 2011 en al ámbito del drama adulto y sin efectos visuales, el segundo por el trasunto conciliador de su mensaje, por abordar asunto de gran calado humano, social e histórico, cual es el cenit de la segregación racial y sus consecuencias microcósmicas, es decir, de índole emocional, tangible, con nombre y apellidos.

Criadas y señoras es carne de estatuilla, y ese es, paradójicamente, uno de sus contras más contundentes. Sí, Tate Taylor tiene el Shrine Auditorium entre ceja y ceja, y su película acusa un academicismo formal y conceptual en ocasiones excesivamente estático, sensiblemente condescendiente. Pero detrás de aquel hay chicha, hay emociones a flor de piel, relatos de asimetría social sangrantes y muy intensos.

Taylor pone el grito en el cielo apelando a la vergüenza colectiva a costa de una desfachatez histórica demasiado reciente, y con palpables ecos en el mundo actual, como para despacharla desde la inmunidad de la distancia. La entidad del melodrama, la desbordante carga emocional de las historias de flagrante sumisión que encierra "Criadas y señoras (The help)" oscila siempre en un peligroso límite entre el melodrama y el desmadre de lágrimas. Pero Taylor sujeta las riendas y evita que de tan explosivo sentimentalismo brote un telefilme llorón y desalmado. Lo cierto es que el drama nunca se precipita del lado de la manipulación; no hay empeño por esbozar denuncias lineales de brocha gorda, el dramón discurre discreto y sin aspavientos, contenido, deslizando emociones no desatándolas.

"Criadas y señoras (The help)" borda (o casi, los guiños al pasteleo son inevitables) un concienzudo equilibrio sentimental, sin caer en la tentación del cine panfleto, o de la denuncia de perogrullo. Taylor tiene paciencia, y obliga a la platea a tenerla también; no evita teledirigir simpatías y antipatías, por demás demasiado evidentes en películas de esta índole pero sí que el dolor emerja dosificado y no a chorros.

Su película es más sutil de lo que cabría esperar, y lo es, esencialmente, por culpa de un puñado de actrices enchufadísimas (mención especial para Viola Davis y Octavia Spencer), que amenazan con monopolizar las ternas de interpretación femenina, no sin motivos, en la próxima ceremonia de los Oscar.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota