El País

Crítica: Ricjhard Eyre muestra su peor cara explorando el infierno subjetivo de la infidelidad escurriendo el buto detrás del rostro de sus actores

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Crónica de un engaño

Lo mejor:
El dúo protagonista

Lo peor:
Cine absolutamente anodino

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.6
5 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 11/06/2010
  • Director: Richard Eyre
  • Actores: Liam Neeson (Peter), Laura Linney (Lisa), Antonio Banderas (Ralph), Romola Garai (Abigail), Abigail Canton (diseñadora), Pam Ferris (Vera), Craig Parkinson (George), Lola Peploe (Eleanor), Sophie Wu (dependienta), Richard Graham (Eric)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2008
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

De Richard Eyre te esperas dos hervores más. Uno de los fuertes de su irregular cine es la cuidada maduración de la psicología del personaje, el retrato puro y duro, los interiores, la debilidad tangible. Su última película es eso, la crónica de un engaño. Crónica inerte, obviable, sin espesor. "Cónica de un engaño" amaga posturas de thriller psicológico y pasional y estudio de personajes en el filo del abismo; pero fracasa estrepitosamente para definirse en ambas latitudes.

Radiografía de una presunta infidelidad y de la paranoia mental de la víctima del mismo, la cinta encierra excusas suficientes para tenerse de pie, en una atmósfera irrespirable de desconfianza y rencor que en manos de un director inspirado podría haber tomado otro rumbo más sustancioso. Eyre está en mala forma y no sabe no contesta. Su película es inexplicablemente anodina, es incapaz de crear expectativas con respecto a los vaivenes emocionales de sus personajes. Prototípicos, además, todos, del primero al último, monodimensionales y mecánicos, los inquilinos de la ficción no generan empatía ni antipatía, proximidad o distancia, sólo la más absoluta de las indiferencias.

Cuando la película empieza a hacer quiebros haciéndose la interesante, trazando giros de la trama presuntamente insólitos nos hemos bajado tiempo ha del tren y ya no queremos subirnos. Y eso a pesar de los loables esfuerzos por invertir la tendencia de su dúo protagonista, y muy especialmente de una Laura Linney, que hace de cada papel en cada película una lección magistral de arte dramático.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP