El País

Crítica: Descafeinado melodrama de espías

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Cuando cae la nieve

Lo mejor:
El oficio todoterreno de Charles Dance

Lo peor:
La atonía general de un melodrama con muy poca pegada

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
12 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 29/01/2016
  • Director: Shamim Sarif
  • Actores: Rebecca Ferguson (Katya / Lauren), Charles Dance (Old Alexander), Antje Traue (Marina), Thure Lindhardt (Dimtri), Oliver Jackson-Cohen (Misha), Anthony Head (viejo Misha), Amy Nuttall (Maya), Sam Reid (Alexander), Trudie Styler (Jackie), Ben Batt (Oleg)
  • Nacionalidad y año de producción: Reino Unido, 2016
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Fiel a las esquematizaciones crónicas del cine estadounidense de Guerra Fría, en uno de esos aparatosos dispositivos de época en los que se explora la dimensión romántica (en todos los sentidos) de un determinado período histórico, con cantidad de dejes academicistas y una interpretación epidérmica e inconsistente del mismo, Cuando cae la nieve es de esas películas que se quedan absortas en las posibilidades del atrezo, en la dimensión técnica y artesanal de la puesta en escena incurriendo, en el empeño, en tics de cine televisivo. En un registro forzadamente intenso, Shamin Sarif pasa de puntillas por los años duros del telón de acero utilizando el conflicto soviético-americano como mero suntuoso decorado de la enésima historia de amor en tiempos de guerra.

De romances rotos por la inercia inhumana del conflicto, de sentimientos irreductibles que superan todo obstáculo, incluso los mecanismos tópicos de una película de espías de pocos matices. La tragedia está presentada en dos planos, proponiendo una dislocación del drama en dos mitades que, con frecuencia, se hacen la vida imposible mutuamente. Por un lado, está el sindiós de los años 50, un Moscú gélido con toneladas de nieve, en el que se libra una guerra de trinchera en la sombra en los despachos de los servicios secretos y donde emerge un romance de libro entre una espía rusa al servicio estadounidense y un empleado pardillo del KGB que se deja embaucar pero que acaba conquistando a su embaucadora.

Y luego están naturalmente los ecos del drama aquel, del avispero político-sentimental, en un presente de mil cicatrices abiertas, cosas que nunca te dije y las cenizas aún humeantes de un amor truncado. Se pretende que todo sea muy intenso, pero el thriller político es exageradamente simplón y se nutre de lugares comunes demasiado sobados, por otro lado, la doble historia de amor (la segunda de ellas, la de ese presente de deudas por saldar, forzada y del todo insustancial) está construida alrededor de obviedades y coartadas argumentales estereotípicas y sin aristas.

No funciona el ensamblaje de los flashbacks, pero a la vez la trama principal, alrededor de un viaje de regreso a Moscú en busca de redención de libro y trillada reconciliación con las raíces carece de espesor alrededor de un puñado de personajes sin apenas recorrido a los que Sarif no acierta a ubicar en el contexto melodramático de una gran historia cuyos encantos y atractivos se nos escapan. Queda, si acaso, el loable esfuerzo de Rebecca Ferguson, que despacha con razonable oficio dos papeles con muy poca enjundia y el eterno saber estar de Charles Dance, dando vidilla a un elenco en el que Sam Reid y Antje Traue sucumben ante la irrelevancia de sus respectivos papeles.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará en septiembre.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota






Podcast de cine: BUTACA VIP