El País

Crítica: Xavier Durringer retrata con rigor a un Sarkozy brillante y extremadamente ambicioso con un biopic de cimientos sólidos

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
De Nicolas a Sarkozy

Lo mejor:
La composición de Denis Podalydès

Lo peor:
Un cierto barniz telefílmico

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.4
5 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Biográfica
  • Fecha de estreno: 13/04/2012
  • Director: Xavier Durringer
  • Actores: Denis Podalydès (Nicolas Sarkozy), Florence Pernel (Cécilia Sarkozy), Bernard Le Cocq (Jacques Chirac), Michèle Moretti (Bernadette Chirac), Samuel Labarthe (Dominique de Villepin), Emmanuel Noblet (Bruno Le Maire), Hippolyte Girardot (Claude Guéant), Mathias Mlekuz (Franck Louvrier), Grégory Fitoussi (Laurent Solly)
  • Nacionalidad y año de producción: Francia, 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

La tendencia general del biopic político contemporáneo es esta: la despolitización, en lo posible, del personaje objeto de estudio, y el retrato del hombre/mujer antes que el del político. Sin embargo en el filme de Xavier Durringer esta equidistancia se antoja especialmente compleja. Sarkozy es un animal político nato, y la pantomima del gran poder es parte esencial en el día a día del Sarkozy íntimo y personal.

Durringer, que esquiva con mucha cintura el riesgo de la caricatura gruesa, da fe del ascenso a la púrpura del actual Presidente de la República en los prolegómenos de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2007, en la antesala de la coronación. El retrato es intencionalmente apolítico (lo cual es una virtud casi siempre pero un defecto cuando se convierte en una coartada para la prudencia), pero lo suficientemente contundente para hacer justicia a la desmedida ambición de un político de raza nacido para mandar.

Es decir, la ideología aquí es secundaria, las motivaciones políticas propiamente dichas también, porque Durringer tiene perfectamente claro que no está inmortalizando el triunfo de un servidor de lo público, sino de un tipo vanidoso y calculador cuyo propósito final no es otro que la satisfacción del poder por el poder. Y tras los entresijos el inminente salto a la gloria, Durringer ofrece un retrato nada complaciente de las bambalinas electorales: puñaladas traperas a diestro y siniestro, traiciones e hipocresía a la carta componen el menú de una campaña presidencial de trastienda poco presentable.

Cierto que la película flaquea en las distancias cortas, que es más aguda en abordando las relaciones de Sarkozy consigo mismo que con los otros, cierto también que el conjunto acusa la formación telefílmica de su director, pero a la larga De Nicolas a Sarkozy es un retrato certero y poliédrico de ese fondista de la política que es el actual inquilino del Elíseo. Buena parte de culpa corresponde a Denis Podalydès, émulo impecable de un Sarkozy incapaz de contender su hambre de trono

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP