El País

Crítica: Postales desde Marruecos.

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Destino Marrakech

Lo mejor:
Las preciosas estampas marroquís.

Lo peor:
El drama no acaba de coger altura.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
11 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 05/09/2014
  • Director: Caroline Link
  • Actores: Samuel Schneider (Ben), Ulrich Tukur (padre), Hafsia Herzi (Karima), Josef Bierbichler, Marie-Lou Sellem (Lea), Abdesslam Bouhssini (Ahmed), Stefanie Höner (Chris), Ronja Jerabek (Paula), Clara-Marie Pazzini (Hannah)
  • Nacionalidad y año de producción: Alemania, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Directora de la estimable, si bien sobrevalorada, En un lugar de África, Oscar en su día a la mejor película extranjera, Caroline Link tiene una debilidad por los parajes exóticos, y una tendencia dejarse llevar por las tentaciones del cine de postal más que evidente. Destino Marrakech es una propuesta muy fácil de deconstruir: el relato parece una coartada, no siempre buena, para filmar los espectaculares horizontes marroquíes que son el marco de la atribulada postadolescente del protagonista, un chaval inmerso en dos viajes cruciales, uno hacia el reencuentro con un padre ausente, y el orto al encuentro de sí mismo.

 Link combina las convenciones (porque hay unas cuantas, de hecho) del drama paterno-filial, en la cicatrización de viejas heridas y la ejecución de deudas pendientes, y del cine de viaje iniciático, en el que el paisaje en este caso juega un papel determinante. Destino Marrakech está magníficamente fotografiada, y regala imágenes de una belleza sobrecogedora, en el desierto, y en la laberíntica medina de la capital del país del Atlas. Alrededor un puñado de personajes con conflictos por resolver que decoran el paisaje, y no a la inversa. Y ese es uno de los problemas cardinales de esta bonita película: la falta de entidad de los dramas cruzados que aderezan la historia.

Link no acaba de dar con la tecla para que los dos planos del relato, el drama familiar y el viaje iniciático, convivan en plena armonía, y la película presenta algunas grietas estructurales que se deben, en buena medida, a la esquemática definición de algunos de los personajes que la pueblan. Destino Marrakech nunca acaba de coger altura porque sus personajes se relacionan e interactúan en un horizonte de desencuentros un tanto superficiales. Link, con todo, es una cineasta con oficio, y los problemas de ensamblaje entre los dos planos del relato no frustran el impacto visual y sentimental (si bien en un niveles muy primarios) de una película idónea para una tarde de palomitas sin expectativas.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP