El País
Imprimir

Artículo: Matt Damon y Emily Blunt en un 'thriller romántico'

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 04/03/2011

Fuerzas invisibles controlan el destino de Matt Damon y Emily Blunt en el debut de George Nolfi.

Destino oculto
  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 04/03/2011
  • Director: George Nolfi
  • Actores: Matt Damon (David Norris), Emily Blunt (Elise Sellas), Terence Stamp (Thompson), Anthony Mackie (Harry), John Slattery (Richardson), Michael Kelly (Charlie Traynor), Anthony Ruivivar (McCrady), Pedro Pascal (Paul DeSanto), Lauren Hodges (Robyn)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2010
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Carpetazo al cine de prestigio, resacón post-Oscar y fin a la temporada de premios. Hollywood pasa página y se cambia el traje. Se abre así oficialmente la temporada de 'blockbusters' primaverales de la mano de Matt Damon y George Nolfi, protagonista y guionista del tercer Bourne respectivamente. Nolfi, reputado guionista, debuta detrás de las cámaras, dice, por la capacidad de persuasión de su amigo Damon, que le convenció para empuñar la claqueta. Pero se ha guardado bien las espaldas antes de dar el salto. Destino oculto es la puesta en imágenes del enésimo relato de ciencia-ficción del genial Phillip K. Dick (el de Blade Runner y Desafío total), sello de calidad y gran gurú del género.

Con sensibles variaciones en relación al relato original, Nolfi sitúa a Damon en la piel de un candidato a senador de brillantísimo porvenir que comete el error de enamorarse de una atractiva bailarina de danza contemporánea (Emily Blunt), poniendo así en jaque su escalada a la cima. De pronto, fuerzas invisibles parecen conspirar para que el romance no cuaje. Una siniestra organización, conocida como el Departamento de Ajuste, conspira para arruinar la vida de la pareja, totalmente superada por los acontecimientos. A vueltas con el atávico argumento del destino teledirigido, pero en clave de thriller romántico, Destino oculto es ciencia ficción sofisticada con regusto existencialista. Los fans de Phillip K. Dick no se conformarían con menos.

De Princeton a Hollywood

Su especialidad es el thriller con sustrato político, y no sorprende a la vista de su espectacular curriculum académico. George Nolfi, bostoniano de nacimiento, estudió Ciencias Políticas y Filosofía con calificaciones de cráneo privilegiado en tres de las mejores universidades del globo: Princeton, Oxford y UCLA. Su interés por el cine y por la escritura fílmica comenzó a desarrollarse en los años de universidad. Nolfi dejó las aulas con la determinación de hacer carrera en la industria del cine, y la hizo.

En el año 2003 se puso en imágenes Timeline, el primero de sus guiones (y también el peor). Desde entonces ha pegado siempre y sistemáticamente en la diana con historias como las que cuentan las películas Ocean’s Twelve, La sombra de la sospecha (en la que hizo sus primeros pinitos como productor) y especialmente la excepcional El ultimátum de Bourne, que se cargó el tópico aquel que reza que nunca terceras partes fueron buenas. Destino oculto, cuyo guión redactó con la idea de que la dirigiera otro, es su primera experiencia detrás de las cámaras.

Y además

Amor irreductible

Matt Damon (David)

Hizo méritos en dos películas potencialmente oscarizables, Valor de ley y Más allá de la vida, pero no rascó candidatura. Damon es experto en escapar del acoso del sistema por tierra, mar y aire, y no sorprende que nuevamente decidiera asumir el riesgo de la gran mayoría de secuencias comprometidas, sin extras de por medio. Aunque no es precisamente un recién llegado en el universo del thriller, confiesa que fue el elemento romántico de la historia, registro en el que se prodiga poco o nada, el que le animó a dar el visto bueno al libreto. También influyó su amistad con George Nolfi, que nació durante el rodaje de la tercera entrega de la saga Bourne. Lo veremos en el drama Margaret, junto a Anna Paquin.

Emily Blunt (Elise)

Interpreta a la bailarina por la que Damon bebe los vientos y por quien está dispuesto a desafiar al mismo Destino (con mayúscula, ya veréis por qué). No es el 'tour de force' danzarín de Natalie Portman en Cisne negro, pero interpretar a una bailarina siempre requiere una preparación exigente. Blunt aprendió lo básico (al contrario que Portman, nunca antes había bailado) bajo la tutela de uno de los coreógrafos de la prestigiosa compañía de ballet contemporáneo Cedar Lake. Dos meses de duro entrenamiento de la mañana a la noche para estar a la altura, y vaya que si lo está. Dio un paso de gigante en su carrera con La reina Victoria y ya prepara lo nuevo de Lasse Hallström, Salmon Fishing in the Yemen.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP