El País

Crítica: Atípico Oeste

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Deuda de honor

Lo mejor:
Un Tommy Lee Jones brillante, delante y detrás de la cámara

Lo peor:
Algún que otro bajón de ritmo no demasiado grave

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3
20 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 13/11/2015
  • Director: Tommy Lee Jones
  • Actores: Tommy Lee Jones (George Briggs), Hilary Swank (Mary Bee Cuddy), Grace Gummer (Arabella Sours), Miranda Otto (Theoline Belknap), Sonja Richter (Gro Svendsen), Jo Harvey Allen (Mrs. Polhemus), Barry Corbin (Buster Shaver), David Dencik (Thor Svendsen), William Fichtner (Vester Belknap), John Lithgow (Reverendo Alfred Dowd), Tim Blake Nelson (Freighter), James Spader (Aloysius Duffy), Meryl Streep (Altha Carter)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Autor del que quizá sea el mejor neowestern de la última década, la insuficientemente elogiada Los tres entierros de Melquiades Estrada, Tommy Lee Jones siempre ha tenido una debilidad y una inclinación natural hacia los paisajes y las mitologías del western y el postwestern. Si en su primera película como director se aproximaba al género tangencialmente, a través de una reinterpretación en clave contemporánea de las atávicas preocupaciones éticas y estéticas del cine clásico del oeste, en su segunda propuesta hace más bien lo contrario, es decir, se ubica en el paisaje clásico del western decimonónico, con todas recurrencias contextuales y arquetípicas inherentes al género, pero dando la vuelta a la tortilla, desde el reverso de la mitología ancestral del género, desde el cuestionamiento de los arquetipos y desde la profanación de viejos patrones inmovilistas de forma y fondo.

Es decir, en muchos sentidos, Los tres entierros de Melquiades Estrada era un western, sin serlo explícitamente, más clásico y tradicional que Deuda de honor que, podríamos decir, es un western solo de boquilla. Jones explora esos paisajes a través de los ojos de dos personajes absolutamente atípicos en esta suerte de lances: un desertor sin gloria, caído en desgracia, un antihéroe sin un ápice de nobleza heroica en su ADN, y una soltera crónica, un verso suelto, una mujer fuerte e independiente repudiada en un universo de hombres acostumbrados a conductas menos rebeldes y más sumisas.

A través de estos dos personajes tan poco convencionales se adentra Jones en las latitudes más crepusculares del género en una película que sabe muda de piel a cada paso, que sabe esquivar lugares comunes y que tiene, para bien, personalidad múltiple. Deuda de honor es quintaesencia de película que utiliza el género como mera coartada, que plantea un viaje de resonancias homéricas que es el periplo de redención de dos inadaptados alrededor de un puñado de personajes modélicos, aproximándose al género desde una perspectiva netamente femenina, y por ello también atípica, con un meollo emocional como telón de fondo de mil dobleces, matizado por un sentido del humor proverbial, que consagra a Tommy Lee Jones como un cineasta de muchos quilates.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP