El País

Crítica: Renglones torcidos

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Dog Pound (La perrera)

Lo mejor:
Una realización muy sólida

Lo peor:
La escasa sustancia del drama, como tal

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.7
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 07/03/2014
  • Director: Kim Chapiron
  • Actores: Adam Butcher (Butch), Mateo Morales (Angel), Slim Twig (Max), Taylor Poulin (Banks), Dewshane Williams (Frank), Lawrence Bayne (Goodyear), Trent McMullen (Sands), Bryan Murphy (Eckersley)
  • Nacionalidad y año de producción: Francia, 2010
  • Calificación: No recomendada menores de 18 años

+ info

Inhóspita y visceral, en el buen sentido, del primer al último plano, Dog Pound (La perrera) explora los fantasmas interiores (y exteriores) del hombre (el adolescente en este caso) privado de libertad y condenado a una supervivencia animal en uno de esos nidos de degradación y fomento de la sociopatía crónica que son las cárceles y los reformatorios. Kim Chapiron, que exhibe un pulso narrativo insólito para un director con tan corta hoja de servicios, abunda en los estereotipos del drama carcelario con el Jacques Audiard de El profeta o el Pablo Trapero de Leonera como referentes, o al menos como parientes más o menos cercanos.

El principal problema de esta sobrecogedora película es precisamente ese: Chapiron se esmera para que su película evoque una realidad irrespirable, bordando la terrible atmósfera que rodea la ingrata adolescencia de un grupo de chavales atrapados en el infierno. El infierno, decíamos, cobra vida con una viveza inusitada; Chapiron nos mete en el ajo desde el minuto uno y nos arrastra con sus personajes a la cloaca, nos hace partícipes de la pesadilla y no hay duda de que la indiferencia no es una opción cuando te enfrentas a las agónicas imágenes de esta impactante película. Pero más allá de la atmósfera Dog Pound (La perrera) revela limitaciones de mucho peso.

El drama funciona en tanto que funciona la inmersión en la rutina salvaje de los chavales sin brújula, pero los personajes están a medio cocer, la tragedia solo superficialmente esbozada. Abundan los estereotipos del drama carcelario menos complaciente, los lugares comunes del cine de adolescentes descarriados a rebufo del sistema. Tensión irrespirable, en suma, para un drama demasiado liviano, de puesta en escena áspera y rotunda que da cuerpo y coartada a un libreto, y he ahí el problema de base, un tanto unidimensional.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP