El País

Crítica: Michael Bay exprime su lado más cómico con una sátira demasiado larga y demasiado frívola de la defunción del sueño americano

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Dolor y dinero

Lo mejor:
Un planteamiento prometedor

Lo peor:
El toque Bay ahoga las incontables posibilidades tragicómicas del relato

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.5
8 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 30/08/2013
  • Director: Michael Bay
  • Actores: Mark Wahlberg (Daniel Lugo), Dwayne Johnson "The Rock" (Paul Doyle), Anthony Mackie (Adrian Doorbal), Tony Shalhoub (Victor Kershaw), Ed Harris (Ed DuBois), Rob Corddry (John Mese), Bar Paly (Sorina Luminita), Rebel Wilson (Robin Peck), Ken Jeong (Johnny Wu)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Planteada y presentada como un paréntesis entre orgías de destrucción metálica, y chatarrerismo descerebrado, Dolor y dinero es la manera de Michael Bay de pedir tiempo muerto. Con todos los ingredientes para triunfar como grotesca parábola de la muerte del sueño americano, como parodia hortera y anfetaminada del lado oscuro del american way of life, lo nuevo del perpetrador de la insufrible saga Transformers es al cine de multisala, a la frivolidad de la comedia de acción más superficial, lo que fue Quemar después de leer a la comedia intelectual y sofisticada de autor.

Sí, Dolor y dinero es extravagante y chillona en dosis considerables, pero Bay es un narrador de videoclips y publirreportajes, en el mejor de los casos. Su película flirtea con el absurdo escarbando en la patética deriva existencial de esa clase media adicta a los esteroides y las emociones de gimnasio a través de un puñado de personajes extremos que se proponen como iconos de excentricidad del chándal, quintaesencia del cabeza hueca de intelecto devorado por los músculos.

Son personajes con recorrido, con un reverso entre trágico y patético que Bay, por descontado, no sabe exprimir. A la larga Dolor y dinero es un producto con buenos mimbres arruinado por la sobredosis de minutos, por la ya acreditada incapacidad crónica de Bay para ir al grano, para evitar digresiones, para engordar la historia a base de anabolizantes y hormonas de crecimiento. Su película narra el accidentado coqueteo con el mundo del crimen de tres idiotas redomados cuya incurable estupidez es, en sí, un filón dramático del que no tenemos apenas noticia. Bay se pierde en lo irrelevante, imprimiendo su sello y consagrándose como el cineasta que peor ensambla acción y comedia, consiguiendo que su película acaba contagiándose de la engañosa frivolidad que rodea las peripecias de los personajes protagónicos.

Dolor y dinero cuaja como una gracieta demasiado larga, salpicada por dos o tres gags tragicómicos de altura, pasada de rosca, nobleza obliga (Bay rara vez decepciona) y sin sentido de la medida. Y eso no es necesariamente malo; el problema es que Bay no sabe gestionar ni administrar esa sugerente desmesura que, en sus manos, es poco más que verso suelto matizado, eso sí, por el oficio de dos actores, Johnson y Wahlberg, enchufadísimos a la causa

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP