Crítica: Julie Delpy repite fórmula exhibiendo sus carencias como directora con una comedia de choque cultural perfectamente plana y convencional

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Dos días en Nueva York

Lo mejor:
Tres o cuatro gags relativamente ingeniosos

Lo peor:
Que se le vean tan descaradamente las costuras

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.5
4 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 15/02/2013
  • Director: Julie Delpy
  • Actores: Julie Delpy (Marion), Alexia Landeau (Rose), Chris Rock (Mingus), Albert Delpy (Jeannot), Alexandre Nahon (Manu ), Kate Burton (Bella), Dylan Baker (Ron), Talen Ruth Riley (Willow)
  • Nacionalidad y año de producción: Alemania, Francia, 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Apoyada en el éxito moderado de Dos días en París, un esbozo del choque cultural franco americano desde el punto de vita francés y focalizado en las relaciones sentimentales, Julie Delpy repite la jugada invirtiendo el orden de los factores, pero con el mismo producto como resultado. Delpy, que tiene la mala costumbre como directora de querer parecerse a directores que admira, reincide en el mismo cóctel para lo bueno, poco, y para lo malo. Planteada, lo reconozca o no su autora, como un cruce entre sus colaboraciones con Richard Linklater en la saga "Antes de...", de quien copia la exploración de un mismo esquema narrativo en contextos cambiantes con sello de franquicia, y el Woody Allen más neurótico y urbanita, la director francesa despacha una comedia con pose de sofisticación pero vulgaridad de fondo en la que exhibe su recurrente deficit de personalidad, su mal hábito de hacer cine a la manera de...

Dos días en Nueva York es cine con las costuras exageradamente visibles, y además es nace del empeño de exprimir un modelo que ya daba de sí todo lo poco que tenía dentro en la primera parte. Lo que hace Delpy aquí es invertir la ecuación. En vez de un americano en París, es una parisina en América, sucede que los estereotipos de desencuentro cultural y choque antropológico son los mismos pero ostensiblemente amplificados. Delpy pasa aquí de sutilezas optando por una caricatura gruesa del lost in translation y abundando en chistes nada sofisticados acerca de la imagen que los americanos tienen de los europeos en general y los franceses en particular. En general, salvo ocurrencias puntuales, es humor tirando a grueso pero disfrazado de película de Woody Allen, siquiera de boquilla.

Delpy pierde aquí de vista el sentido de la mesura que sí lucía Dos días en París, y su película, se disfrace de lo que se disfrace, se desenvuelve como una comedia de chascarrillos interculturales al uso, sin personalidad propia y en medio de una frustrante sensación de que la fórmula está agotadísima y Delpy se empeña en estirarla contra natura poniendo de relieve, en el empeño, más sus carencias que sus virtudes

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP