El País

Crítica: Irrelevantes orígenes

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Drácula: La leyenda jamás contada

Lo mejor:
Visualmente tiene su aquel

Lo peor:
Que se hace larga, pese a durar 90 minutos

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3
54 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Fantástica
  • Fecha de estreno: 24/10/2014
  • Director: Gary Shore
  • Actores: Luke Evans (Vlad Tepes), Sarah Gadon (Mirena), Dominic Cooper (Mehmed), Charles Dance, Samantha Barks (Baba Yaga), Zach McGowan (Shkelgim), Paul Kaye (hermano Lucian), Art Parkinson, William Houston (Cazan), Ronan Vibert (Simion ´"El sabio"), Diarmid Scrimshaw (Dimitru), Dilan Gwyn (gobernadora), Joana Metrass (dama de la mano)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Perteneciente al subgénero "orígenes", es decir, a ese maremágnum difuso y frustrantemente homogéneo de precuelas con complejo de génesis bíblico pero en clave serie B y sin trama, Drácula: La leyenda jamás contada participa de ese eslogan tan sobado y cacareado que defiende que "toda historia tiene un origen". Bueno, pues no. La mayoría de las veces no lo tienen porque no deben y porque a nadie le importan. Gary Shore se apunta a esa moda, de pseudohistorización de las raíces de un mito, de un icono literario o sucedáneo, proyectando una fantasía con ínfulas épicas que combina con acierto más bien escaso las demandas de una película de acción filomedieval sin orden ni concierto con la narrativa clásica, es un decir, de la caída a los infiernos del héroe-antihéroe, con guiños desordenados al Drácula literario, a su émulo cinematográfico coppoliano y a productos de fantasía épica en la mente de todos, que son referente visual y reclamo a la vez, alrededor de una vuelta de tuerca al personaje absolutamente estéril.

En efecto, la cinta de Shore es una acumulación de rutinas del subgénero "orígenes", cultivando esa falsa premisa de que el espectáculo es mayor cuanto mayor es la acumulación de ruido y movimiento. Drácula: La leyenda jamás contada se hace larga aún sin serlo en absoluto. Intuyes que el guion no es tal, sino un superficial tratamiento del tamaño de una cuartilla de folio, y alrededor de esas dos o tres ocurrencias sobre el descenso a los infiernos del héroe maldito un abrumador despliegue de efectos visuales que consumen minutos engordando la pegada de un espectáculo que en realidad se desinfla y desfigura a las primeras de cambio.

No funciona el personaje, porque el tratamiento es calculadamente (o no) plano y superficial, matizado por una composición enfática y afectada (no es tanto culpa del actor como del tono jondo y solemne que Shore quiere darle a la fábula) a cuenta de un Luke Evans, eso sí, con enorme presencia física. El aliño es una colección de diálogos intensos, tirando a bobos, que chirrían en medio de una exhibición de músculo digital sin percha a la que adornar.

La narración nunca fluye, más bien avanza a lo bruto según lo que disponen no el guionista ni el director, sino el departamento de diseño de producción y el de efectos especiales. Es decir, que ni cuaja el relato épico, ni la película de acción ni el cuento de terror ni, menos aún, la semblanza del héroe caído en desgracia y en las fauces del lado oscuro. A Drácula: La leyenda jamás contada le sobra músculo y le falta sustancia, le sobra posproducción y le falta lo sustancial: un libreto con un mínimo de credibilidad y recorrido.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará en septiembre.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP