Crítica: Soderbergh explora el territorio del noir clásico, en el contexto de la psicfarmacología, con un thriller tan eficiente como frío

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
Efectos secundarios

Lo mejor:
Un guion muy solvente y una gran Rooney Mara

Lo peor:
Mucha solvencia y poca excelencia

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.1
18 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 05/04/2013
  • Director: Steven Soderbergh
  • Actores: Channing Tatum (Martin Taylor), Rooney Mara (Emily Taylor), Jude Law (Dr. Jonathan Banks), Catherine Zeta-Jones (Dr. Victoria Siebert), David Costabile (Carl), Vladimi Versailles (Augustin), Michelle Vergara Moore (Joan)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Steven Soderbergh tiene cada vez menos mono de cine, y se le nota. De un tiempo a esta parte parece limitarse a satisfacer compromisos mientras vuelca el escaso entusiasmo que le queda en su faceta de productor. Es decir, solo hace películas por encargo: cine que no le comprometa logística y emocionalmente más de lo debido. Cine que despachar con un quiebro de artesano con oficio, cine solvente pero estéril. En esas llega Efectos secundarios, una nueva vuelta de tuerca en el afán exploratorio del cine de género en el que Soderbergh se haya de un tiempo a esta parte. Un noir de corte clásico pero rabiosamente contemporáneo, que aplica las recetas del cine en blanco y negro de falsas apariencias al mundo turbio de la psicofarmacología, al grimoso universo de los ansiolíticos y su capacidad para generar dependencias químicas.

Pasa como con Contagio e Indomable: todo es correcto pero frío, todo muy profesional pero muy aséptico. Soderbergh está de turista en el mundo del thriller, la ciencia-ficción y el cine de catástrofes, y esa equidistancia es demasiado palpable. Pero vamos con lo bueno; Efectos secundarios es un thriller de mecánica impecable: un buen McGuffin (una depresión con sorpresa), una excelente combinación de elementos clásicos de género con elementos distintivos de dramaturgia con apuntes de reflexión social bastante genuinos, y un libreto que esconde bien las cartas y que no las enseña hasta que no queda otra.

Giros de la trama convincentes, interpretaciones notables (Rooney Mara viene apuntando últimamente un potencial inmenso) y una nada banal reflexión acerca del efecto letal de la dependencia social de los fármacos en el mundo moderno, sus terroríficos efectos colaterales y, en definitiva, un cuadro en clave de género nada complaciente sobre esa enfermedad crónica que es la fabricación de píldoras milagrosas para curar lo incurable, para frenar la desazón afectiva de una sociedad que asume la existencia de una pastilla para cada dolencia, aunque esta sea del corazón y del alma.

Soderbergh esboza también un rapapolvo sugerente a la congénita indecencia de la gran industria farmacéutica, pero solo lo esboza. Al final Efectos secundarios te deja hambriento; satisfecho pero no saciado. El desenlace es decepcionante, y la ejecución del notable libreto es fría, como frío es todo lo que filma Soderbergh desde hace más de una década. Cierto que un artesano de su talla no tiene problemas para meterte en el ajo sin condiciones, pero cierto también que una vez dentro el embrollo pasional-criminal sabe a poco. Soderbergh está desganado y, sencillamente, cada vez tiene más problemas para esconderlo.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP