El País

Crítica: América como falacia

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El año más violento

Lo mejor:
Una puesta en escena impecable, sólo a la altura de un gran cineasta

Lo peor:
Jessica Chastain está un pelín desaprovechada

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.6
55 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 19/03/2015
  • Director: J.C. Chandor
  • Actores: Oscar Isaac (Abel Morales), Jessica Chastain (Anna Morales), David Oyelowo (Lawrence), Alessandro Nivola (Peter Forente), Albert Brooks (Andrew Walsh), Elyes Gabel (Julian), Catalina Sandino Moreno (Luisa), Peter Gerety (Bill O´Leary), Christopher Abbott (Louis Servidio), Ashley Williams (Lange), John Procaccino (Arthur Lewis)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

En Margin Call JC Chandor escarbaba en el clímax catastrófico de una idea distorsionada de América. El tsunami Lehman Brothers precipitó el colapso de una filosofía de la empresa y las finanzas basada en principios caníbales y quebrantahuesos que institucionalizaron una forma de legalizar lo inmoral, de dar cobertura a un modelo de capitalismo en el que cualquier gangster malnacido de los años dorados del crimen organizado se habría sentido como pez en el agua. De alguna manera El año más violento es el reverso opuesto de esa historia, la precuela, el viaje a los turbios orígenes de ese deplorable modelo emprenditorial, ubicada en ese siniestro cambio de rasante a partir del cual la gran empresa deviene un monstruo desbocado, corruptor de almas y refugio natural del crimen organizado, bajo la pátina, decíamos, de una legalidad nauseabunda.

En cierto sentido lo nuevo de Chandor es mucho más que un denso y espesísimo (en el buen sentido) thriller corporativo, es más bien una instantánea histórica de una América (y en ella el resto del mundo) en el que empezaba a imperar un escalofriante modelo de negocio que no era nuevo, pero que estaba ganando terreno al otro de manera inexorable. La cinta se ubica en ese punto exacto en el que muere la ética, se destartalan los principios y los usos gangsteriles se instalan cómodamente para quedarse en el mundo de los negocios, presionando a tal punto que no hay hombre recto y decente que no se vea abocado a decidir entre dejarse avasallar o disparar primero.

El año más violento desglosa sutilmente todas esas disyuntivas, en una película de feroces claroscuros, de interiores inhóspitos entre tinieblas, y de exteriores sombríos y arquitecturas decadentes. Y en esa irrespirable atmósfera bucea Chandor moldeando con un brillante manejo de los tiempos, sugiriendo más que revelando, la crónica de un de un tipo (un rico) hecho a sí mismo que quiere seguir creyendo en hadas pero que se ve empujado a una espiral de violencia corporativa que es la constatación de la gran falacia del sueño americano. Ya sin maquillajes ni disfraces esa ingenua utopía sucumbe en una ciudad sólo apta para las bestias, mientras el último hombre en pie sopesa si cruzar o no el umbral del lado oscuro.

Tienes la incómoda sensación de que antes o después pasará por el aro por la sencilla razón de que ya no hay marcha atrás: América dejó de ser país para honrados, y a su rebufo el resto del mundo civilizado. Chandor borda alrededor de estos sugerentes dilemas un brillante estudio de personajes, pululando por entre las ruinas de un viejo orden, de un capitalismo con límites que por sí mismo, y sin forzarlo más allá de los límites de lo legal, maridándolo con la agresión y la violencia, ya no basta para hacer obscenamente ricos a los ricos. Una película que plantea mil preguntas pero que deja las respuestas al buen criterio del espectador inteligente, hundido en el fango igual que el personaje de Oscar Isaac, que confirma en esta película que hay ahora pocos actores a su nivel y/o con mejor criterio a la hora de elegir proyectos, absorbiendo desasosiego, al calor de una lúcida y poliédrica mirada a las vergüenzas del delirante modelo económico sobre el que se cimenta un modelo de sociedad difícilmente sostenible.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP