El País

Crítica: La experiencia es un grado

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El becario

Lo mejor:
De Niro y Hathway en un mano a mano de muchos quilates

Lo peor:
Su absoluta e indisimulada irrelevancia

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.5
52 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 30/10/2015
  • Director: Nancy Meyers
  • Actores: Robert De Niro (Ben Whittaker), Anne Hathaway (Jules Ostin), Nat Wolff, Rene Russo, Adam DeVine (Jason), Drena De Niro (manager del hotel), Christine Evangelista (Mia), Wallis Currie-Wood (Kiera)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: Todos los públicos

+ info

Nancy Meyers nada como pez en el agua entre los embrollos del conflicto intergeneracional, experta en poner en valor siempre las bondades de ese intangible que es la experiencia, de ese viejo dicho que jura que la veteranía es un grado, En ese sentido El becario rima perfectamente con muchas de sus viejas películas, aunque esta vez el maduro epicentro del relato es, eso, un él, un hombre que, como las heroínas de No es tan fácil o Cuando menos te lo esperas tiene aún mucho que decir y mucho que aportar a la generación de sus nietos.

Comedia pues a vueltas con los enredos del choque generacional, que reivindica la utilidad de la tercera edad en una sociedad que se mueve a un ritmo frenético, movida por una juventud que arrincona tozuda e insensatamente a sus elementos más expertos, que tiene alergia, en definitiva, a la madurez, lo nuevo de Meyers crece, precisamente en esa química asimétrica (por la edad) entre Robert De Niro, menos atrancado en sus tics de comedia de lo que es costumbre y una Anne Hathaway que ya fue becaria a las órdenes de Meryl Streep en El diablo se viste de Prada y que aquí ejerce ya, consagrada como una de las grandes actrices del Hollywood de ahora, desde el otro lado del escritorio. Sucede que Meyers, como es costumbre, pasa de puntillas por todos sitios.

Así, solo que podría haber cuajado como una sátira de ese desequilibrio entre dos planetas generacionales completamente distantes, como un rapapolvo paródico de ese desencuentro con la quinta de nuestros padres y abuelos en un mundo en el que todo parece avanzar a un ritmo demasiado rápido e insostenible que no reserva hueco ni sitio a nuestros mayores, se queda en una comedia de mirada corta, que busca coartadas para la risa y el enredo pero que no tiene interés alguno en exprimirlas más allá del tópico.

  El becario exprime casi todo su encanto, y sus mejores gags, en los dos primeros actos. Hasta entonces De Niro y Hathaway y las ocurrencias de un guion blando e intrascendente pero aseado sostienen los pilares de una comedia que, por supuesto, acaba renegando de sí misma virando hacia un dramatismo nada sutil de ecuador en adelante, apostando por una progresión dramática plana y sin nudos de la trama consistentes oponiendo dos mundos, dos ritmos de vida aparentemente (solo aparentemente) antagónicos, pero desde la irrelevancia de la mera anécdota, del chiste de recorrido corto.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP