El País

Según zona y fase, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.

Crítica: Me flipa como huele tu pelo, tía

  • Autor: Diego Salgado
  • Fecha:
El club de los incomprendidos

Lo mejor:
Las hechuras formales de la película, superiores

Lo peor:
El sonrojo que provocan muchas situaciones y diálogos, abonados a los tics teen sin rebozo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
43 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Comedia
  • Fecha de estreno: 25/12/2014
  • Director: Carlos Sedes
  • Actores: Ivana Baquero (Meri), Aitana Sánchez-Gijón (Mara), Yon González (Rodrigo), Charlotte Vega (Valeria), Patrick Criado (César), Jorge Clemente (Bruno), Alex Maruny (Raúl)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2014
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

El aterrizaje hace unos años en nuestro país de la franquicia Cahiers du Cinéma, popularizó hasta cierto punto la expresión "cine invisible". Con la misma, se pretendía apelar a las muchas películas de interés que no llegaban al espectador a través de los circuitos comerciales de distribución, y cuyo disfrute se restringía por tanto a festivales y otros ámbitos de exhibición minoritarios. Dado el auge que han experimentado desde entonces las plataformas de visionados online y las descargas ilegales, la fórmula ha perdido en cierta medida su valor para designar ese cine de autor, comprometido con la imagen, que, desde luego, continúan ignorando casi todas las distribuidoras tradicionales. Lo paradójico es que el cine invisible ha pasado a ser en cambio parte del estrenado cada viernes: por culpa de una continua labor de acoso y derribo a cargo de la crítica más vetusta y de aquella que ansía situarse por prestigio y otros intereses "a contracorriente" y "al margen", ha quedado huérfano salvo excepciones de análisis mínimamente constructivos.

Es el caso de películas juveniles españolas como El club de los incomprendidos. Películas que, de un tiempo a esta parte, en la estela de tendencias internacionales y el impacto local de Tres metros sobre el cielo (2010) y su secuela, Tengo ganas de ti (2012), vienen sucediéndose en nuestra cartelera con cierta regularidad; aunque títulos como Combustión (2013) y Por un puñado de besos (2014) hayan demostrado que no es fácil reeditar el éxito de aquellas adaptaciones de novelas de Federico Moccia protagonizadas por Mario Casas. El club de los incomprendidos no se aparta en demasía del modelo imperante: adaptación de una novela -en este caso, Buenos días, princesa, inicio de una trilogía escrita por Francisco de Paula Fernández- con lectores entregados susceptibles de convertirse en espectadores; un reparto integrado por secundarios solventes y por protagonistas jóvenes, guapos, y familiares en más de un caso por su aparición en subproductos televisivos varios; y el auspicio del emporio mediático en cuyo seno se han gestado dichos subproductos, al que secundan compañías de móviles y motocicletas, franquicias de comida rápida…

 La ficción ejerce así como tanda de anuncios a lo largo de todo su metraje; y, en relación con ello, el conservadurismo es notable, tanto en lo que se refiere a la descripción de la adolescencia y sus problemas, mera suma de lugares comunes subrayada sin vergüenza ninguna hasta lo paródico, como al sentido de un relato que da a cada personaje lo que merece de acuerdo a los catones compatibles de la España eterna y la Educación para la Ciudadanía. Por tanto, la historia de varios jóvenes que, por no encajar en el instituto, asisten tras las clases a terapia conducida por un orientador y acaban haciendo buenas migas, con especial incidencia en el romance que viven la recién llegada a Madrid, Valeria (Charlotte Vega) y el atractivo Raúl ( Àlex Maruny), se desarrolla y concluye como se preveía vistos apenas cinco minutos. Se da además el agravante de que los esfuerzos del libro de De Paula Fernández por estructurar lo contado a través de puntos de vista varios y en función de los diferentes días de la semana, son aplanados por el guión de la película -escrito por habituales del mundillo televisivo- al apelar a una narración lineal, sencilla, quizás prolegómeno de una serie. Como consecuencia, la incredulidad, irritación y vergüenza ajena que sacuden a un espectador mayor de quince años, ante una película que podría resumir su espíritu falsamente juvenil en la exclamación en un momento dado de Raúl "me flipa como huele tu pelo, tía", son continuas; a veces obligan a apartar literalmente la mirada de la pantalla.

 Ahora bien, que El club de los incomprendidos y la novela que la inspira beban con cierta habilidad de un clásico popular contemporáneo como El club de los cinco (1985); que la realización de Carlos Sedel tenga más empaque del habitual y las imágenes alcancen a redefinir el paisaje madrileño para que dé pie a una producción tan codificada como la que nos ocupa; y que los actores se adecuen con éxito a los estereotipos que les han caído en suerte, acaba dando lugar a un producto con cualidades "meta"; léase, no a una buena película sobre la adolescencia, pero sí a una teen movie interesante, en la que se vislumbra una fusión de registros y tendencias coherente, con un asomo de personalidad. Personalidad falaz, si se quiere, obscena en sus objetivos; pero con ese punto de verdad que anida en algunos momentos de lo falso, que diría la ínclita Lucía Extebarría. El club de los incomprendidos, como Promoción fantasma (2012), apunta la posibilidad de que el audiovisual mainstream producido actualmente en España con los jóvenes como objetivo, concrete en algún momento un imaginario que, a partir de la irrealidad más absoluta, pueda arrojar alguna sombra de comprensión sobre lo real.

Ir a la película >



La revista hace un paréntesis

Por la emergencia sanitaria actual, la revista Guía del Ocio hace un paréntesis y regresará cuando vuelva la normalidad. Mientras en la web seguimos informando sobre alternativas de ocio en casa.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP