El País

Crítica: Los juegos tridimensionales sustituyen al guión, como reclamo, en una cuarta entrega de la saga sin pies ni cabeza

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El Destino final 3D

Lo mejor:
Los efectos 3D hasta que comienzan a agotar

Lo peor:
Todo lo demás

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
4.8
5 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Terror
  • Fecha de estreno: 30/10/2009
  • Director: David R. Ellis
  • Actores: Bobby Campo (Nick O´Bannon), Shantel VanSanten (Lori Milligan), Mykelti Williamson (George), Nick Zano (Hunt), Krista Allen (Samantha), Andrew Fiscella (Andy Kewzer), Justin Welborn (Carter Daniels), Stephanie Honore (Nadia Monroy)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2009
  • Calificación: No recomendada menores de 13 años

+ info

A David R. Ellis le ha tocado el marrón de reconvertir la franquicia "Destino final" en una atracción de feria. Las tres primeras entregas, con sus múltiples limitaciones a cuestas, explotaban con gracia y cierto criterio el clásico esquema de matarile por turnos desde una óptica razonablemente original. Los guiones, en el caso de las dos primeras securlas, eran flojos pero eran. En la cuarta parte ya hay pretexto para cargarse el libreto; y es ahí donde surge precisamente la amenaza de una tendencia que se intuye a corto plazo en el horizonte: el 3D per se es un reclamo lo suficientemente jugoso, al menos eso piensan algunos, para encerrar al personal en el cine sin necesidad, peligro, de trabajar mínimamente la historia o historieta que se esconde detrás.

Lo dicho, esta clase de productos informan acerca de una amenaza inminente: el cine comercial puede, definitivamente, mutar en tíovivo, en atracción de feria sin valor cinematográfico (al to o bajo) por sí mismo. "Destino final 4" está en esa onda: los efectos de cámara para explotrar la (escasa) ilusión invasiva del nuevo formato son la única razón de ser y el único argumento para justificar lo injustificable: película, como tal, no hay; todo se reduce al efecto primitivo de la carraca: el ruido despierta tus sentidos, pero no hay razón para ello. Dicho esto todo lo demás se da por sentado; "Destino final 4" es una película raquítica, sin argumentos. El ingenio, mucho o poco, ha desaparecido definitivamente del mapa; se trata sólo de repetir patrones y matariles perversos casi idénticos a los de anteriores ocasiones pero con vísceras saltando al patio de butacas.

Girando sin ton ni son sobre sí misma, incapaz de ocultar la triste realidad: hay 3D pero no hay historia, la cinta de Ellis es sólo apta para caníbales del género o curiosos acerca del curioso efecto tridimensional; aunque películas como ésta tiendan a confundir churras con merinas tratando de exprimir este 3D como se exprimía el antiguo en los 80 al servicio de subproductos de serie B pseudoenvolventes sin entender que la revolución, esta vez, va por otro lado.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP