Crítica: Richard Gere exhibe fotogenia en la piel de un canalla de las altas finanzas, cabeza visible de un thriller serio, coherente y muy apañado

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El fraude

Lo mejor:
Se pasa volando

Lo peor:
Pedirle peras al olmo

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.3
24 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 05/10/2012
  • Director: Nicholas Jarecki
  • Actores: Richard Gere (Robert Miller), Susan Sarandon (Ellen Miller), Tim Roth (Det. Michael Bryer), Brit Marling (Brooke Miller), Laetitia Casta (Julie Cote), Bruce Altman (Chris Vogler), Larry Pine (Jeffrey Greenberg), Chris Eigeman (Gavin Briar), Nate Parker (Jimmy Grant)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

El de Nicholas Jarecki es un oportunismo muy loable y muy sano. El fraude es cine de multisalas al que la crisis/apocalipsis financiero le cae como un guante. No es que sea esta una película que cave hondo en el estado actual de la cuestión del casino bancario-financiero ni mucho menos, pero sí constituye un perfecto ejemplo de cómo contextualizar una película comercial de ahora haciendo que sea coherentemente hija de su tiempo y espejo, siquiera de refilón, de las tinieblas que nos acechan.

Richard Gere es aquí un pájaro de cuenta, uno de esos sinvergüenzas trajeados y con olor a éxito en conserva que amasa fortunas jugando al trile, falseando cuentas y especulando con dinero ajeno que además no existe. Es decir, un canalla de los de ahora, un emperador de las finanzas que vive de la apariencia y del engaño. El teatro es en verdad su vida entera, porque no solo urde con mentiras la jugosa venta de su gran imperio sino que sonríe y posa en plan padre modelo en el cumpleaños de su nieta mientras lidia con una vida paralela de amante de esas a la que se le pone piso.

Todo en la rutina de este caradura es una gigantesca farsa, aunque lo bueno es que Jarecki no lo crucifica. Robert es hijo de su tiempo, un superviviente que no cuestiona las reglas del juego y que las acta; para medrar y para ser indecentemente rico hay que ser indecentemente atrevido. Y en torno a ese atrevimiento tan suicida como rentable construye Jarecki los vaivenes de este aseado thriller financiero, que desnuda sin demasiados tapujos, y con una sorprendente gama de matices, el rostro humano de la avaricia y la gula empresarial.

El fraude nunca aparenta ser lo que no es, a saber, un entretenimiento urdido con cabeza que nunca se excede buscando un golpe de efecto que lo desvíe de los raíles de la lógica, del sentido común, y eso la honra. El fraude es un thriller factible y verosímil de principio a fin, y eso es lo que lo mantiene a flote con solvencia. El quid de la cuestión no es la trampa en sí, los encajes de bolillos financieros del tramposo, sino, precisamente, la catadura moral y la disyuntiva ética del circunstancial tramposo. Es muy sencillo: buenos personajes, un guion coherente y un atrezo escalofriantemente reconocible que luce el doble gracias a la apostura y eterna fotogenia de un Richard Gere que siempre interpreta el mismo personaje, pero siempre con la misma impecable suficiencia

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “PROMESAS CUMPLIDAS”

De Luis Javier Martínez

Con la música electrónica tengo una relación de amor y odio, y aunque los dos discos anteriores de Floating Points no me h...


Podcast de cine: BUTACA VIP