El País

Crítica: Miranda July reflexiona con voz impostada sobre ciertas derivas de la pareja posmoderna con una propuesta radical en apariencia pero hueca a segunda vista

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El futuro

Lo mejor:
El gato

Lo peor:
Una radicalidad conceptual mal entendida

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.7
3 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 16/12/2011
  • Director: Miranda July
  • Actores: Miranda July (Sophie), Hamish Linklater (Jason), David Warshofsky (Marshall), Isabella Acres (Gabriella), Joe Putterlik (Joe), Angela Trimbur (Recepcionista de la academia de baile), Kathleen Gati (Dr. Straus)
  • Nacionalidad y año de producción: Alemania, EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Encumbrada prematuramente al estatus de referente del nuevo cine indie americano, Miranda July metió el hocico en el circuito festivalero con la estimable, pero en absoluto memorable, Tú, yo y todos los demás. Con su segunda película da un paso más, proponiéndose no como un exponente de la independencia estándar sino escorándose hacia la radicalidad de una propuesta conceptual y formalmente provocadora y narrativamente marciana.

Es precisamente esa heterodoxia el lastre más pesado de los muchos que arrastra El futuro, y lo es porque la heterodoxia es aquí fin en sí mismo y no causa. July se lo monta de extravagante con un caprichoso y contrariamente a sus principios, ñoño, retrato cubista de una crisis de pareja cuya cordura sentimental es inversamente proporcional al deseo de adoptar un gato que llegará a sus vidas en el arco de un mes. Mientras esperan ambos hacen cosas excéntricas, hablan jeroglíficos y se intuye proponen un atrezo de comedia autoral posmoderna demasiado sofisticada, nos tememos, para cualquiera que no sea la propia Miranda July.

El futuro es una película caprichosa que encuentra, cierto, una manera propia de expresarse ante la estupefaciente indiferencia del receptor. La curiosidad del primer acto se tuerce cuando aflora la dimensión del vacío y la magnitud del artificio. La cinta tiene mucho de indie de pura pose, autocomplaciente y un punto narcisista. July, intuimos, debe estar hablando de cosas extraordinariamente profundas por boca de sus dos personajes protagónicos o por la del gato que reflexiona en off, no es broma, acerca de lo divino y de lo humano.

Esa presunta hondura de concepto contrasta brutalmente con la sensación de frivolidad vanguardista que sugiere su recargado surrealismo verbal. Sencillamente July no acierta a transmitirnos la película que quiere contar. Se gana a pulso, cierto, el título de directora rara y con "mundo propio" pero lo hace en un mar de pretensiones en el que no sabe flotar cultivando una independencia hueca, impostada y de boquilla.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP