Artículo: El lado bueno de las cosas

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha: 25/01/2013

David O. Russell dirige la que es la gran sorpresa entre las películas candidatas al Oscar.

El lado bueno de las cosas
  • Género: Comedia dramática
  • Fecha de estreno: 25/01/2013
  • Director: David O. Russell
  • Actores: Bradley Cooper (Pat), Jennifer Lawrence (Tiffany), Robert De Niro (Pat Senior), Jacki Weaver (Dolores), Chris Tucker (Danny), Anupam Kher (Dr. Cliff Patel), John Ortiz (Ronnie), Shea Whigham (Jake), Julia Stiles (Veronica), Paul Herman (Randy)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2012
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Sus ocho candidaturas al Oscar, incluidas las de película, director, y el pleno para todos sus intérpretes protagonistas y secundarios, insinúan que El lado bueno de las cosas viene a ser algo así como la Pequeña Miss Sunshine de 2013. A saber, cine multiestelar de presupuesto escaso, filmado a expensas de una presunta factoría de cine indie que no es tal (The Weinstein Company en este caso), concebido de inicio con el fin de amasar un buen motín en la temporada de premios. Lo cierto es que la cinta de David O. Russell (experto en las lides del Oscar, como prueba la reciente The Fighter) ha sobrepasado toda expectativa.

Filmada en apenas treinta días con un raquítico presupuesto de veinte millones de dólares, lo nuevo del director de Extrañas coincidencias es película de personalidad múltiple. Comedia romántica y drama familiar a un tiempo, El lado bueno de las cosas gestiona exitosamente tonos muy diversos a rebufo de una novela de Matthew Quick que llegó a manos de Russell a través del malogrado Sidney Pollack. Bradley Cooper firma la interpretación de su carrera en la piel de Pat, un profesor bipolar que abandona una institución mental tras ocho meses de reclusión por agresión al amante de su mujer. De nuevo en libertad hará lo imposible por recuperar su vida. Pero no tarda en descubrir que su pasado ya no le pertenece, y lo hace gracias a Tiffany (Jennifer Lawrence), una chica problemática y de reputación dudosa.

A tiro de Oscar

Bradley Cooper. Su fama de guapo y símbolo erótico le perseguía, pero David O. Russell vio en él algo que hasta ahora nadie había visto. Cooper interpreta a un tipo obsesionado con un tren que ya pasó de largo, un exprofesor de frágil cordura mental que pide a gritos una segunda oportunidad. Un papel que exige dominio del registro cómico y dramático por el que Bradley caza su primera nominación al Oscar.

Jennifer Lawrence. A pesar de ser una de las actrices del momento, y Los juegos del hambre tienen buena culpa de ello, David O. Russell la conocía poco. Pasó el casting vía Skype, y la química con Cooper es uno de los puntos fuertes de la cinta. Es Tiffany, mujer sin prejuicios y emocionalmente volcánica que puede proporcionar a Jennifer su primer Oscar por su segunda candidatura. La primera fue por Winter's Bone.

Robert de Niro. Se le echa de menos desde hace más de una década. No porque no esté, sino porque cuando está es al servicio de películas de tercera y sus composiciones son puro histrionismo. A las órdenes de Russell vuelve por sus mejores fueros en la piel de Pat Senior, padre en la encrucijada, parado y obsesionado con las apuestas. Séptima candidatura al Oscar para él, más de veinte años después de El cabo del miedo.

Lacki Weaver. Una perfecta desconocida fuera del ámbito del cine australiano hasta 2010, año de su fulgurante puesta de largo internacional con la escalofriante y reivindicable Animal Kingdom, que le proporcionó su primera candidatura al Oscar. Con El lado bueno de las cosas logra la segunda en la piel de Dolores, la protectora madre de Pat y el pegamento que mantiene precariamente unida a la familia.

Y además

Flirteando con el 'mainstream'

Neoyorquino de nacimiento, David O. Russell cuajó a mediados de los años noventa como puntal del nuevo cine indie americano gracias al éxito de Spanking the Money (premio del público en el Festival de Sundance) y, sobre todo, Flirteando con el desastre, protagonizada por Ben Stiller y Patricia Arquette y convertida instantáneamente en película de culto. Hubo un antes y un después de la que es, aún hoy, su película más aclamada. Entonces comenzó su aproximación a la industria pesada, abandonando la "clandestinidad" del cine independiente. Tres reyes (1999), protagonizada por Clooney y Mark Wahlberg, fue su primera incursión en el cine más o menos comercial. Y en 2004 reunió a DustIn Hoffman, Jude Law y Naomi Watts en la muy marciana Extrañas coincidencias, una comedia de difícil encaje en el cine de multisalas. Desde entonces, ya plenamente integrado en el mainstream, acapara nominaciones al Oscar con la sobrevalorada The Fighter y ahora con El lado bueno de las cosas, la tercera película más nominada del año.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio Revoluciones por Minuto

RPM: “LUGARES DE ABANDONO”

De Luis Javier Martínez

Las construcciones puede que sean los mejores testigos de la historia, y su conservación lo que más ayude a mantener vivo...


Podcast de cine: BUTACA VIP