El País

Crítica: Nota en la sección de sucesos.

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
El lobo detrás de la puerta

Lo mejor:
Una puesta en escena rigurosa y precisa.

Lo peor:
A algunos personajes no les habría venido mal una mayor complejidad psicológica.

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
12 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 18/07/2014
  • Director: Fernando Coimbra
  • Actores: Fabiula Nascimento (Sylvia), Milhem Cortaz (Bernardo), Leandra Leal (Rosa), Antonio Saboia (Inspetor), Juliano Cazarré, Thalita Carauta
  • Nacionalidad y año de producción: Brasil, 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

De El infierno del odio (1963) a El hombre de las sombras (2012), de La ciudad desnuda (1948) a Seven (1995), las escenas de interrogatorios policiales han demostrado, en múltiples ocasiones, una relevancia cinematográfica que va más allá de su función argumental habitual. Y es que la escenificación de tensos diálogos cara a cara y en espacios cerrados es uno de los contextos más aptos para que se produzcan oscuros juegos psicológicos entre el interrogador y el interrogado o subversiones de roles que ponen en solfa lo unidireccional en las relaciones de poder. En otras ocasiones, los interrogatorios delatan lo infructuoso, falaz e inútil de una búsqueda que, a menudo, adquiere un talante existencial, antes que meramente profesional, para el protagonista de la función. Este último es el caso de El lobo detrás de la puerta.

 La ópera prima del director brasileño Fernando Coimbra se articula en torno a varios interrogatorios -con sus correspondientes flashbacks-, que tienen lugar en una comisaría de Río de Janeiro, relacionados con la enigmática desaparición de una niña de cinco años a la salida del colegio. La estructura narrativa evoca a la magistral Rashomon (1950), de Akira Kurosawa, pero mientras en el filme del genial cineasta nipón los implicados en el crimen trataban menos de defender su inocencia que de demostrar que cumplían a rajatabla el rol que el sistema les había asignado, en la película de Coimbra la profesora, el padre, la madre y la principal sospechosa persiguen, con sus palabras, perpetuar la consistencia del tejido social, bajo el cual discurre, secretamente, una perturbadora vida subterránea.

 A través de la fragmentación de un relato escurridizo, Coimbra nos sumerge en la relación de unos acontecimientos que, poco a poco, van iluminando los vericuetos más recónditos de unos personajes atormentados por sus deseos y temores. La excepcional labor de puesta en escena hace hipnótico y ocasionalmente apasionante este truculento viaje a las alcantarillas de una cotidianeidad que, tras su apariencia calmada e imperturbable, oculta un fondo turbulento que se descubre como la auténtica fuerza rectora de nuestro día a día.

 La resolución final de la trama, fácilmente sintetizable en un par de líneas, bien podría pertenecer a una de esas crónicas negras que figuran en la sección de sucesos de cualquier periódico. Pero lejos de esclavizarse a lo pintoresco de la anécdota, El lobo detrás de la puerta escarba impúdicamente en las incertidumbres y anhelos de Rosa (estupenda Leandra Leal), víctima y verdugo, cuya ambigüedad psicológica y moral la eleva por encima del resto de personajes, acaso menos sugerentes. Lo que viene a decirnos Coimbra es que ni las fuerzas policiales, ni los medios de comunicación, son capaces de lidiar con el crimen entendido como monstruosa anomalía llamada a cuestionar el orden ético, colectivo y político de lo que hemos consensuado como normal.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP