Crítica: Lee Daniels procede con un ilustrativo pero olvidable repaso a la historia contemporánea de América desde el punto de vista de la comunidad afroamericana

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El mayordomo

Lo mejor:
La soberbia nómina de secundarios

Lo peor:
Demasiadas concesiones sentimentales

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.2
48 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 11/10/2013
  • Director: Lee Daniel
  • Actores: Forest Whitaker (Cecil Gaines), David Banner (Earl Gaines), LaJessie Smith (Abraham), Mariah Carey (Hattie Pearl), Alex Pettyfer (Thomas Westfall), Vanessa Redgrave (Annabeth Westfall), Clarence Williams III (Maynard), John P. Fertitta (Mr. Jenkins), Oprah Winfrey (Gloria Gaines), David Oyelowo (Louis Gaines)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2013
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Con vocación de gran epopeya americana, de historia ejemplar inspiradora de las que forjan y alimentan el orgullo de sentirse estadounidense, El mayordomo se inscribe en la mejor tradición norteamericana de películas-río, que desglosan la vida y milagros de una familia a lo largo del tiempo, testigo privilegiado de los avatares históricos del país y de los cambios sociales que mediatizan completamente las relaciones interfamiliares. Lee Daniels apuesta por una ejecución explícitamente académica; su película tiene grabada en la frente el estigma del cine Oscar, para lo bueno y para lo malo.

Y no sorprendería nada que la Academia cayera endida a sus pies dentro de unos meses. Al fin y al cabo es algo así como el Forrest Gump de la comunidad afroamericana y, además, cuenta con el apoyo y beneplácito de la poderosa comunidad de actores de color hollywoodiense con el añadido, nada desdeñable, de Oprah Winfrey, cuyo poder mediático será una de las grandes bazas de la película en la campaña de captación de votos para los premios de la Academia. Y el problema es esencialmente ese; El mayordomo es película de premios y, en consecuencia, condescendiente con todos los tics de la gran épica sentimental estadounidense.

La historia lo vale, no hay duda. Daniels tiene entre manos un filón en el testimonio del mayordomo negro que fue servidor y confidente de hasta ocho presidentes de los EE.UU. y, sobre todo, un contexto social y político de alto octanaje. La cinta se propone como una ventana abierta y una lección de historia que resucita los fantasmas de la lucha por los derechos civiles, la heroica resistencia de los afroamericanos que culminó hace cinco años con la entrada de Obama en el hall de la Casa Blanca. Desde las plantaciones de algodón, hasta el Ku Klux Clan, pasando por Luther King, Malcolm X y los Panteras Negras. El mayordomo es un emotivo homenaje a quienes derribaron la humillante barrera de la segregación para culminar la que es, sin duda, la gran conquista política y social del mundo occidental en el siglo XX.

Como libro de historia la película cumple; Daniels maneja con oficio los múltiples focos de interés histórico integrándolos con criterio en el microcosmos familiar del mayordomo. El desfile de rostros ilustres es otro de los grandes alicientes de una cinta que propone interesantes apuntes sobre el backstage del gran poder mientras perfila el desencuentro afectivo de un padre y un hijo que representan los dos polos opuestos en la lucha por la integración: la diplomacia del paso a paso, la alianza con el verdugo y la fe en la abnegada paciencia, y el ardor rebelde, la indignación y la dignidad del que se niega a dar un paso atrás para hacer justicia por las buenas o por las malas.

El relato fluye, y el buen hacer de la espectacular nómina de secundarios es una baza muy potente. Pero ni Forest Whitaker era el tipo adecuado para encarnar al heroico mayordomo ni Lee Daniels el director adecuado para narrar su ajetreada existencia. El director de Precious opta por el desarrollo hagiográfico, lineal y un tanto telefílmico de la trama, amagando sensiblería con más frecuencia de lo recomendable. A la larga El mayordomo hace camino gracias a la potente inercia de la historia que la sustenta. No es, ni de lejos, película con méritos de Oscar, pero vale, sin duda, lo que cuesta el precio de la entrada.

Ir a la película >

Por la situación actual, algunos eventos, salas y establecimientos pueden estar cancelados, cerrados o con restricciones de acceso y horario.



La revista hace un paréntesis

Por la situación actual, la revista Guía del Ocio ha tenido que hacer un paréntesis, pero pronto regresará.

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP