El País

Artículo: Entrevista a Antonio de la Torre

  • Autor: Sergio F. Pinilla
  • Fecha: 28/09/2018

El actor andaluz interpreta de manera mimética y magistral a un político corrupto en el reino, el film presentado en Donosti que ahora se estrena en cines.

El reino
  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 28/09/2018
  • Director: Rodrigo Sorogoyen
  • Actores: Antonio de la Torre (Manuel López-Vidal), Mónica López (Inés), Josep Maria Pou (Frias), Nacho Fresneda (Paco), Ana Wagener (La Ceballos), Bárbara Lennie (Amaia Marín), Luis Zahera (Cabrera)
  • Nacionalidad y año de producción: España, 2018
  • Calificación: No recomendada menores de 12 años

+ info

Guía del Ocio: La pregunta es inevitable, ¿en qué “personalidades” te fijaste a la hora de crear a tu Manuel?

Antonio de la Torre: Me entrevisté con muchas personas de las que no puedo hablar mucho por la naturaleza íntima y confidencial de esos encuentros. Sí, fueron políticos, empresarios, muchos de ellos inmersos en casos de corrupción (si te fijas en los créditos, algunos aparecen allí). Pero no se trata de juzgar a las personas, sino de mirarlas a los ojos y comprenderlas. Todo el mundo tiene sus razones para hacer las cosas, incluso las más abominables, y siempre existe una explicación (muy distinto es que esté justificado hacerlas)

G.O.: Tu personaje es el vórtice de El reino ¿Cómo conseguiste alcanzar esa intensidad dramática?

AdelaT.: Interpretar es tratar de ver qué hay en ti del personaje, es decir, recrear cómo viviría yo si aquellas fueran mis circunstancias. Siempre intento hacer una persona, y no un personaje, mimetizando eso sí las características del entorno. También contaba con unos compañeros de reparto extraordinarios, que consiguieron lo más difícil: que aún conociéndoles, les viera en su papel y no me diera cuenta de que eran ellos. Nacho Fresneda parece (no quiero decir nombres) ese político valenciano, Luis Zahera es el arribista que vive pegado al poder, mi mujer en la ficción, Mónica López, hace un papel pletórico por su contención y sufrimiento. En estos repartos corales, la interpretación es como un combate, y uno actúa con el otro, potenciándose.

G.O.: ¿Crees que la corrupción es consustancial al poder, o a la política?

AdelaT.: Creo que la corrupción tiene que ver con el sistema de valores, con la cultura. En la medida en que vemos la vida cómo algo más individual, como un círculo privado de familia y amigos, se tiende a vivir más a corto plazo, sin preocuparse de las consecuencias y utilizando determinados mecanismos para eludir responsabilidades. Todos hemos dicho alguna vez, o hemos escuchado el “oh, yo no lo sabía, que esto no se hacía así”. Pero hace falta una educación más sólida, trabajada de generación en generación, para pensar más en global. Aunque soy un poco utópico pensando esto y defendiendo una especie de Estados Unidos de la humanidad en la que todo el mundo pueda moverse libremente y tener derecho a un trabajo y a una vivienda digna, por ir a lo más básico.

G.O.: ¿Entonces crees que el entorno familiar, el círculo de amistades, es lo decisivo a la hora de corromperse en  sociedad?

AdelaT.: Es difícil compartir eso, porque la familia es tu nexo de unión con el mundo, tu manera de engañar a la muerte... Pero después del individuo, la familia es lo más nuclear, lo más animal. Yo comprendo a la gente que hace locuras por su familia. Al final, somos lo que vemos, lo natural es que el entorno en el que te mueves, lo que ves y lo que haces, te condicione el comportamiento. Al final, uno es lo que es y lo que los demás quieren que sea. Por poner otro ejemplo, en la violencia doméstica, el porcentaje de maltratadores que sufrieron también maltrato es abrumador. Lo difícil en la vida es salir de esas dinámicas, rehacerse, reeducarse. Con todos los respetos, ese discurso liberal de que a través del esfuerzo se puede conseguir lo que quieres, es muy engañoso, porque si no se dan también una serie de circunstancias que te puedan ayudar, o un poco de suerte, es difícil. Y te lo digo yo, que he dado un gran salto social muy grande con respecto a mi madre, que era casi analfabeta.

G.O.: Por eso te quería preguntar. Tu éxito como actor es relativamente reciente...

AdelaT.: Yo tuve una vocación muy temprana para ser actor y también periodista, inspirado por el “Butanito”. Siempre recuerdo esa época del instituto, tan difícil, con mucha motivación y con muchos sueños de grandeza, que se han ido cumpliendo más tarde. Pero para salir de Málaga y estudiar Periodismo en Madrid, necesité una beca y conseguir un trabajo por las mañanas en el que, mira tú por donde, me pagaban en negro. Te hablo del año 1986, después de terminar el C.O.U. Con respecto a ser actor, me dediqué a ello en cuerpo y alma a partir del 2007, cuando pedí la excedencia en Canal Sur. Allí trabajaba como plumilla de deportes, y estuve un pequeño tiempo presentando también...

G.O.: ¿Qué crees que es más incorrecto, políticamente hablando, denunciar el fraude de tu vecino, o de tu amigo, o cagarse en algún dios?

AdelaT.: Para que llegue mejor el mensaje, creo que hay que cuidar las formas, pero soy un firme defensor de la libertad de expresión y me parece muy grave además que, con las cosas que estamos viendo, aquello se considere un delito.

G.O.: ¿Te has planteado alguna vez dar el salto a Hollywood?

AdelaT.: Yo creo que Hollywood es quien no se ha planteado que yo de el salto. Sí que he trabajado en inglés, en películas que espero se estrenen algún día en España, como Aurora Borealis, de la directora húngara Márta Mészáros, United Passions, una película sobre la historia de la FIFA, o Chasing Satellites, rodada en Australia y dirigida por Jim Loach. So far...

G.O.: ¿Qué lugar te gustaría recomendarnos de Madrid?

AdelaT.: Tengo un apartamento en Batán, y la Casa de Campo me parece un lugar maravilloso para pasear y correr. Y si hablamos de restauración, frecuento mucho el restaurante Miyama (Flor Baja, 5) y el De María de la calle Preciados.

Ir a la película >




Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs

Logo del blog de Guía del Ocio LA GASTRONOMA

15 RAZONES PARA VISITAR ECHAURREN

De Mapi Hermida

“La culpa la tuvieron las colmenillas”. Sí, esa fue exactamente la frase que dijo una de las personas sentadas en nuestra...


Podcast de cine: BUTACA VIP