El País

Crítica: Cine de exorcismo al uso, "formulaico" y estándar, que se nutre de estereotipos con una patina realista que no enmienda la escasa entidad del conjunto

  • Autor: Roberto Piorno
  • Fecha:
El rito (2011)

Lo mejor:
Un esforzado Anthony Hopkins

Lo peor:
Más de lo mismo con pocos matices

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
14 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Thriller
  • Fecha de estreno: 18/03/2011
  • Director: Mikael Hafström
  • Actores: Anthony Hopkins (padre Lucas), Colin O’Donoghue (Michael Kovak), Alice Braga (Angeline), Ciarán Hinds (padre Xavier), Toby Jones (padre Matthew), Rutger Hauer (Istvan Kovak), Maria Grazia Cucinotta (Tía Andria), Chris Marquette (Eddie)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2011
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

A vueltas con el pantanoso universo de las posesiones demoniacas y con la improbable excusa de un presunto (que ya es presumir) hecho verídico como motor del thriller, Mikael Hafstrom, que amagó discretas maneras de contador de historias terroríficas en la inquietante 1408 desempolva los mitos del cine de exorcistas sin nada nuevo que proponer ni escalofrío inédito que explorar. Da la sensación de que todo está ya dicho en el subgénero desde que William Friedkin desfigurara a Linda Blair y pusiera en su boca toda clase de improperios recitados con voz de ultratumba.

Sí, pasan los años y El exorcista sigue siendo el hito. Así, salvo raras y contadas excepciones como, por ejemplo, Réquiem (el exorcismo de Micaela) que exploraba el conflicto de fe desde una perspectiva sugerentemente realista y procientífica, lo demás es cuerda al modelo viejo; el del grito pelado, el efectismo atmosférico y la redención de un viejo sacerdote que arrastra su vocación de mata demonios con resignación y escepticismo.

Por esos derroteros se mueve El rito (2011), con un libreto de cajón por bandera, torciendo el gesto pero filtrando digresiones humorísticas circunstanciales un punto ortopédicas. Hafstrom quiere una película de exorcistas seria, solemne, con subtexto. El problema es que esta historia ya nos la han contado cientos de veces (la última vez Scott Derrickson en El exorcismo de Emily Rose), con variables de dos o tres matices.

El quid de la cuestión de El rito (2011) es el de costumbre; el atávico pulso entre fe y razón, entre superchería y ciencia, el esbozo de un porqué a un fenómeno paranormal que parece no tenerlo y la dicotomía aguda entre dos maneras de afrontar y observar el condenado misterio: el seso recalcitrante o la ingenua (o no) creencia en un poder maligno que escapa a nuestras entendederas.

La exposición del conflicto es extremadamente elemental, estereotípica y reiterativa. Hopkins se afana en dar espesor a la tragedia, pero el insípido Colin O´Donoghue no está por la labor. Hafstrom sólo amaga inspiración en el primer tercio de la cinta; de ahí en adelante el suspense, misterio y la tensión se diluyen entre tics y recursos de manual de diversa índole. El exotismo itálico y vaticano le da un aquel al drama, pero la irrelevancia pesa demasiado: El rito (2011) no deja huella ni se significa para bien o mal. Su aliado es el peor posible: la indiferencia.

Ir a la película >



Guía del Ocio en App Store Guía del Ocio en Google Play

Servicios

Venta de entradas

Sorteos y promos

Ocio en familia con Lola La Mota


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP