El País

Crítica: El amor y la pérdida

  • Autor: Ignacio Pablo Rico
  • Fecha:
El secreto de Adaline

Lo mejor:
Se echan de menos melodramas románticos tan audaces en su concepción y desarrollo

Lo peor:
No es una película llamada a renovar el subgénero

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
3.6
43 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Drama
  • Fecha de estreno: 31/07/2015
  • Director: Lee Toland Krieger
  • Actores: Blake Lively (Adaline Bowman), Michiel Huisman (Ellis Jones), Harrison Ford (William Jones), Ellen Burstyn (Flemming), Kathy Baker (Kathy Jones), Amanda Crew (Kikki Jones), Lynda Boyd (Regan), Hugh Ross (Narrador), Richard Harmon (Tony)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 7 años

+ info

Lee Toland Krieger, director de las aplaudidas películas indie The Vicious Kind (2009) y Celeste and Jesse Forever (2012), da el salto definitivo al mainstream con su tercer largometraje, El secreto de Adaline adscrito a una vertiente fundamental del cine popular contemporáneo: el melodrama de tintes mágicos. En la línea de producciones como ¿Conoces a Joe Black? (1998), La casa del lago (2006) o la reciente Cuento de invierno (2014), y a diferencia de los clásicos Jennie (1948) y El curioso caso de Benjamin Button (2008), el elemento fantástico no pretende tanto producir en el espectador un efecto de extrañamiento como erigirse en metáfora de una determinada condición vital o afectiva, con las limitaciones que ello le confiere.

 La protagonista de la película, Adaline ( Blake Lively), sufre un aparatoso accidente -con relámpago oportuno de por medio- a finales de los años 20 que termina procurándole la juventud eterna. Condenada a huir para que su secreto no sea descubierto y cansada de que el tiempo acabe llevándose por delante a la gente que ama, toma la decisión de no volver a comprometerse sentimentalmente con nadie. Como el espectador intuirá, Adaline conocerá casualmente a Ellis Jones (Michiel Huisman), quien hará naufragar sus principios más elementales. Por supuesto, no es este el único giro que depara una trama rica en aristas dramáticas.

 Quien esté dispuesto a aceptar las reglas del juego -no es ni más ni menos que una pieza de artesanía cinematográfica con un alcance conceptual modesto- se encontrará con un producto francamente logrado en su combinación de solidez audiovisual y arrojo narrativo, eficaz como relato desvergonzadamente sensiblero y de tintes trágicos donde los traumas individuales y los históricos se confunden. El secreto de Adaline bien podría antojarse una excusa para hacer desfilar a Lively con una serie de modelitos vintage, pero el esmero de Krieger y de su equipo por explorar las posibilidades estéticas y expresivas de la historia terminan por dar lugar a unos resultados muy estimables. La brillantez de los aspectos técnicos, desde la fotografía de David Lanzenberg al vestuario, sumada a las estupendas interpretaciones de Blake Lively y Harrison Ford, redondean un filme honesto y emotivo, tan cursi por momentos como sutilmente autoirónico.

Ir a la película >



Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP