El País
Imprimir

Crítica: Pulp de despacho

  • Autor: Diego Salgado
  • Fecha:
El último cazador de brujas

Lo mejor:
Vin Diesel, y algunas pinceladas argumentales de interés

Lo peor:
Es una película realizada sin convencimiento

Valoración GDO


Valoración usuarios
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
2.9
18 votos

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

  • Género: Acción
  • Fecha de estreno: 30/10/2015
  • Director: Breck Eisner
  • Actores: Vin Diesel (Kaulder), Rose Leslie (Chloe), Elijah Wood (Dolan Thirty-Seven), Ólafur Darri Ólafsson (Belial), Rena Owen (Glaeser), Julie Engelbrecht (Reina bruja), Michael Caine (Dolan Thirty-Six), Joseph Gilgun (Ellic), Isaach De Bankolé (Schlesinger), Michael Halsey (Grosette), Lotte Verbeek (Helena), Inbar Lavi (Sonia)
  • Nacionalidad y año de producción: EE.UU., 2015
  • Calificación: No recomendada menores de 16 años

+ info

Siglo XIV: Kaulder ( Vin Diesel) logra impedir que la Reina de las Brujas continúe descargando sobre la humanidad la peste negra. Pero no sale indemne de la batalla: ha perdido a su familia y se ve abocado a la inmortalidad. Año 2015: A las órdenes de la organización secreta El Hacha y la Cruz, Kaulder ha consagrado su infinito tiempo libre a acabar con las muchas hechiceras que siguen haciendo subrepticiamente de las suyas bajo la apariencia racional de nuestro mundo. Al morir el cronista más reciente de sus hazañas, Dolan el XXXVI ( Michael Caine), Kaulder sospecha que el suceso tiene siniestra relación con un posible regreso de su némesis, la Reina de las Brujas, y, como consecuencia, con una nueva Era de Oscuridad para los seres humanos.

 Cautivo y desarmado el ejército de la Alta Cultura, las tropas del frikismo han alcanzado todos sus objetivos, instituyéndose en nuevo poder decisivo en el ámbito del mainstream. No está claro todavía si dicho poder es real, o un simulacro auspiciado por Internet. En Estados Unidos, de hecho, ha sido muy comentado cómo Vin Diesel, estrella de las redes sociales y buque insignia de la popular franquicia The Fast & the Furious, no ha logrado con ello que El último cazador de brujas debute en las taquillas de aquel país con un buen resultado económico. En cualquier caso, lo curioso es que, una vez lo pop, lo camp, lo kitsch, se han enseñoreado del panorama cultural, han aspirado en muchos casos, tanto desde el bando creador como desde el crítico, a una suerte de legitimación por la vía de la gravedad - Christopher Nolan es el ejemplo máximo de ello- cuyas imposturas han derivado en más de una ocasión en que al espectador se le atraganten las ficciones.

 Ello no quiere decir que una película como El último cazador de brujas -último eslabón de una cadena de cine fantástico trash producido en el Hollywood contemporáneo que han integrado antes Underworld: La rebelión de los licántropos (2009), El sicario de Dios (2011), Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros (2012), Hansel & Gretel: Cazadores de Brujas (2013) o Drácula: La leyenda jamás contada (2014), amén de recalar en la televisión gracias a series como Grimm (2011-)- no pueda ambicionar la concreción de discursos significativos, de imágenes complejas. Tan prejuicioso es negarle a lo pulp la facultad para articular argumentos relevantes, como mostrarse incómodo porque lo intente, como han delatado muchos articulistas norteamericanos a propósito de la película que nos ocupa: "Estropea sus momentos de estupidez más extravagante (...) Podría ser considerablemente más divertida y tonta de lo que es (...) Cada vez que tiene la oportunidad de hacer algo entretenido corre en la dirección opuesta (...) no funciona ni como evasión hortera ni como placer culpable". Juicios que dicen más de la poca autoexigencia de muchos críticos, que de los valores reales de El último cazador de brujas; aunque, ciertamente, el desconcierto de las manifestaciones apuntadas se justifica porque la película solo funciona, solo hace gala de cierto encanto, en los momentos en que logra desembarazarse de los infinitos condicionantes e indecisiones que, como es habitual en el cine comercial de hoy, se percibe claramente que han determinado su producción. No hay nada más frustrante que el pulp concebido durante un brainstorming entre ejecutivos de la industria.

 Así, la película es un intento de Vin Diesel por crearse un personaje carismático a su medida, susceptible de propiciar una franquicia, como el antihéroe Riddick que ha encarnado hasta en tres ocasiones o el célebre Dominic Toretto; algo que solo se consigue esporádicamente, a pesar de que Kaulder está delineado con parámetros novedosos para él y Diesel se esfuerza por otorgarle una calidez primaria. Por otra parte, nunca está claro si nos hallamos ante una superproducción de cariz más o menos familiar, como El aprendiz de brujo (2010), o una fantasía de tintes agrios como Solomon Kane (2009). Algo a lo que contribuyen el oficio desprovisto de personalidad del director Breck Eisner -Sáhara (2005), The Crazies (2010)-, y una dirección artística, una fotografía y unos efectos especiales problemáticos, llenos de altibajos, que no hacen justicia al propósito de la ficción de crear un universo fantástico inédito con villanos de cierta complejidad, una ciudad de Nueva York con un reverso ocultista, y hasta una concepción de la intriga de carácter casi detectivesco. En resumidas cuentas, mientras que los guionistas Cory Goodman, Matt Sazama y Burk Shapples -involucrados en las citadas El sicario de Dios o Drácula: La leyenda jamás contada- tratan de otorgar con más o menos suerte a un planteamiento infecto una pátina de respetabilidad, todo lo que vemos en pantalla -salvo en lo relativo a Diesel- da la impresión de que los primeros a quienes no ha interesado hacer de El último cazador de brujas algo más que una "chorrada infinita" (en palabras de alguien con quien compartimos el visionado de la película) han sido los contratados para interpretar las palabras en imágenes.

Ir a la película >





Servicios


Recibe semanalmente los mejores
planes y premios del Club. ¡Suscríbete!




Blogs


Podcast de cine: BUTACA VIP